Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Martín Baclini reveló su desconocida faceta solidaria: "Tengo un ser muy especial en mi vida, que es Ivancito"

El empresario contó en La Noche su relación con un chico con discapacidad al que conoció en un semáforo y ayuda en silencio.

Martín Baclini y su conmovedor costado solidario desconocido

Con la seguridad que le da su promisorio presente, Martín Baclini (38) habló de su infancia en una nota con La Noche (lunes a las 0.30 por El Nueve): “Vengo de muy abajo, empecé a trabajar a los 12 años. No estudié ni terminé el colegio”. Con esa honestidad a flor de piel, el exitoso empresario rosarino y "coéquipier" de Cinthia Fernández en el Súper Bailando 2019 habló de su desconocida faceta solidaria, tras reconocer que dona el sueldo de ShowMatch a un merendero: “A mí me encanta ayudar, de hecho, lo hago siempre en silencio”.

Así fue que contó con brillo en sus ojos: “Tengo un ser muy especial en mi vida y nunca lo conté, que es Ivancito. Lo conocí en un semáforo cuando yo estaba arriba de mi auto y él viajaba en otro coche y para mí es como un hijo, no sé cómo explicarlo”.

"Siempre que entro al Bailando me acuerdo de él, y mi mamá me dice que me acuerde de Enriquito, que me está cuidando. Mi mamá nunca me mostró una foto de él, pero tenía un problema similar al de Ivancito".

Ante la atenta mirada de Leandro Rud, conductor del ciclo, Baclini explicó quién es el chico: “Es un ser muy especial que tiene capacidades diferentes. Lo conocí porque lo vi, estaba en un auto con una sillita de ruedas sobre el techo en muy mal estado y me hizo acordar a una historia de familia mía muy dolorosa, cuando perdimos a un ser muy especial. Siempre que entro al Bailando me acuerdo de él, y mi mamá me dice que me acuerde de Enriquito, que me está cuidando. Mi mamá nunca me mostró una foto de él, pero tenía un problema similar al de Ivancito. Entonces, cuando vi a Ivancito, se me vino Enriquito”.

Más tarde, aclaró cómo conoció al joven: “Frené en un semáforo en Buenos Aires, que para mí fue una señal de la vida por que también frenó al lado el auto con la silla de ruedas, y les dije que quería hablar con ellos. A partir de ese día, con Ivancito nunca más nos separamos y trato de estar presente en lo que puedo. Ahora se están mudando a una casa muy linda”.

“Es parte de mi historia de vida, de lo que siento. A veces es muy difícil mostrarme en el medio como soy”, cerró Martín Baclini.