Ciudad Magazine

Notas Top

Luis Ventura fundamentó la presencia de Beatriz Salomón en Intrusos, la noche de la cámara oculta a Ferriols

El periodista explicó los detalles de la visita de la actriz y su esposo cirujano al programa, en 2004, instantes después del informe de Punto Doc.

Luis Ventura fundamentó la presencia de Beatriz Salomón en Intrusos la noche de la cámara oculta a Ferriols
Luis Ventura fundamentó la presencia de Beatriz Salomón en Intrusos la noche de la cámara oculta a Ferriols

El informe que en 2004 puso Punto Doc en el aire de América sobre las prácticas reñidas con la ética médica de Alberto Ferriols, esposo de Beatriz Salomón, marcó un hito en la televisión y en la vida del matrimonio, que al tiempo se divorció. La noche en que salió la cámara oculta al cirujano, en donde se lo veía canjear operaciones a cambio de sexo con chicas travestis, tanto él como Beatriz se presentaron en Intrusos en la noche, sin saber que el informe del que se defenderían sería sobre eso, sino que creían que se hablaría de supuestas operaciones sin las autorizaciones correspondientes.

Lo que no estaba tan claro hasta el momento es por qué la actriz, fallecida hace una semana tras luchar contra un cáncer de colon, asistió al programa de Jorge Rial, y fue lo que Luis Ventura se propuso dilucidar en una columna en DiarioShow: “Me cansé de algunas maldiciones, de otros insultos y de gente que se hace la desentendida cuando sabe perfectamente lo que realmente pasó con Beatriz Salomón en vida, le conviene desviar esas atenciones hacia mí porque es más fácil, aunque sea muy dañino”.

"Salomón me suplicó hasta el cansancio que le hiciera el favor de invitarla, porque Punto Doc -que iba antes que Intrusos, entonces nocturno- ensuciaría injustamente a su marido, sobre el que ya circulaban versiones de que realizaba operaciones en su consultorio, siendo que no estaba habilitado como quirófano".

Así es que el periodista explicó su versión de los hechos: “Horas antes de que explotara la bomba de ese video, Beatriz me llamó pidiéndome por favor que le permitiera ir a Intrusos con los permisos municipales que habilitaban el consultorio médico de su esposo. Nosotros teníamos otros temas para esa noche. Pero Salomón me suplicó hasta el cansancio que le hiciera el favor de invitarla, porque Punto Doc -que iba antes que Intrusos en la noche- ensuciaría injustamente a su marido, sobre el que ya circulaban versiones de que realizaba operaciones en su consultorio, siendo que no estaba habilitado como quirófano”.

"Estuvo de acuerdo en grabar el programa en el que verían la denuncia y la cámara oculta que le habían hecho a Ferriols, sin imaginar ellos que en realidad el tema era la denuncia de la travesti sobre 'canje' de cirugías por sexo”.

Y continuó: “Tanto insistió Beatriz, y tanto insistí yo, que al final me dijeron que la invitara para ver Punto Doc juntos y que ella respondiera a todas las acusaciones sobre su marido. Repito, Salomón me pidió venir a Intrusos, de lo que hay constancia en la compañía de telefonía por las veces que ella se comunicó aquel día a mi celular. Eso se puede probar. Pero cuando vino, acompañada de su esposo, estuvieron de acuerdo en grabar el programa en el que verían la denuncia y la cámara oculta que le habían hecho a Ferriols, sin imaginar ellos que en realidad el tema era la denuncia de la travesti sobre 'canje' de cirugías por sexo”.

"Aquella noche fue horrible, tremenda para Salomón, pero Rial, Intrusos y yo no tuvimos nada que ver y cuando terminó aquel bochorno, quedó grabado el agradecimiento de Beatriz por el trato recibido por nosotros".

Al final, Luis Ventura lamentó el sufrimiento de Beatriz Salomón y enfatizó que ni él ni Jorge Rial fueron responsables del daño a su moral: “Aquella noche fue horrible, tremenda para Salomón, pero Rial, Intrusos y yo no tuvimos nada que ver y cuando terminó aquel bochorno, quedó grabado el agradecimiento de Beatriz por el trato recibido por nosotros. Ese momento humillante, nunca producido por nosotros sino por otra empresa, otros periodistas, generó su vergonzosa separación matrimonial en la que tampoco tuvimos nada que ver”.