Lali Espósito, una femme fatale sin hombres a la vista: "Ni se acercan; impongo una especie de miedo" - Ciudad Magazine

Lali Espósito, una femme fatale sin hombres a la vista: "Ni se acercan; impongo una especie de miedo"

La actriz habló con la revista Billboard Argentina de su nuevo presente sentimental tras la separación de Mariano Martínez.

Lali Espósito, una femme fatale sin hombres a la vista (Foto: revista Billboard Argentina)

Lejos de la pantalla chica tras el exitoso año de trabajo al frente de Esperanza mía, Lali Espósito (24) se enfocó en el lanzamiento y en la promoción de su segundo disco, Soy. Más allá de tomarse un merecido descanso en mayo: recorrió varios países de Europa y, ahora, disfruta de una divertida estadía en Nueva York con su hermana, Ana Laura, y su estilista amiga, Maru Venancio.

Al mismo tiempo que recorre la Gran Manzana salió la revista Billboard Argentina, en donde la joven artista no sólo posó con mucha sensualidad y poca ropa, sino que habló de todo. Incluso, expuso que desde que terminó su noviazgo con Mariano Martínez (37) disfruta de la soltería sin hombres a la vista. ¿El motivo? Los caballeros no se le acercan.

"Los hombres ni se acercan. Una impone una especie de miedo, o no sé qué flashean. Y cuando lo hacen, se encuentran con que me aburro. Si no encuentro nada más allá, no soy muy fácil. Me importa mucho la inteligencia de las personas, sin ella no vamos a dudar mucho...".

"Los hombres ni se acercan. Una impone una especie de miedo, o no sé qué flashean. Y cuando lo hacen, se encuentran con que me aburro. Si no encuentro nada más allá, no soy muy fácil. Me importa mucho la inteligencia de las personas, sin ella no vamos a dudar mucho. A la vez, soy muy educada, entonces no te voy a hacer sentir mal. Pero no tengo tan claro por qué no suelen encararme demasiado. Que llegue lo que tenga que llegar. No me pongo ansiosa con eso", declaró Lali en la entrevista.

Luego se definió como mujer, tras ser consultada por la imagen sensual que despliega en sus shows musicales: "Disfruto lo simple y me considero muy apasionada. Vivo todo muy intensamente. Nunca tuve miedo de ser como soy, de hablar como hablo, nunca me obligué a trabajar para un público específico. Yo no dejo de ser yo, no me impongo un personaje porque tengo un público joven. Durante la última parte del tour venían hombres y mujeres de 30 años cancherísimos que bailaban como locos, y al lado había unas chicas de 8 o 9. Yo estaba dando un show para todos ellos. Cuanto más genuina, mejor".

TE PUEDE INTERESAR