Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Lali Espósito, una estrella que combina talento y humildad: "Juzgo con mucho respeto porque todos cantan mejor que yo"

Entrevista con Lali Espósito: "Estoy muy feliz porque estoy bien conmigo"

La jurado habló con Ciudad sobre su rol en La Voz Argentina, su exitosa carrera y la atención que recibe ante cada paso que da. 

Estrella con luz propia en el universo artístico, pero con los pies bien plantados sobre la tierra, Lali Espósito (29) combina a la perfección experiencia y talento para brillar en La Voz Argentina. “Estoy contenta por muchas razones. Una es que en su momento me habían convocado para La Voz, no lo pude hacer y aquella vez me quedé con las ganas de hacerlo”, comentó Lali a Ciudad en referencia a la versión que habían hecho Axel, Soledad Pastorutti, Ricardo Montaner y Tini Stoessel.

Instalada en Madrid, donde participó del rodaje de la serie Sky Rojo, desplegó sonrisas pícaras y gestos serios cuando el tema lo ameritó. Transparente y espontánea, Lali fue categórica al expresar la buena onda que tiene con Marley, la Sole y los Montaner: Ricardo, Mau y Ricky. “Los conozco hace mucho tiempo, trabajé con todos. Para mí es muy natural compartir, nos reímos. El grupo tiene un flow bastante copado, hay buena vibra de verdad, más allá de conocernos profundamente en la vida privada y trabajando todos”, afirma.

Y reivindica el gran presente personal que atraviesa: “Estoy muy feliz porque estoy bien conmigo, porque estar feliz o verse bien no tiene que ver con estar con alguien. No tiene que ver con que esté enamorada, porque salgo con tal, estoy empezando a salir con tal que yo estoy mejor. Creo que el amor en general nos hace mejor”. Por otra parte, con la misma humildad con la que afirmó que los concursantes "cantan el cuádruple de mejor" que ella, Lali reflexionó sobre la consciencia que tiene de ser una privilegiada con casa propia "en un país que tiene el 50 por ciento de pobreza".

"Hago el rol de jurado con mucho respeto porque todos los que se suben ahí cantan el cuádruple de mejor que yo. No puedo creerlo, aunque una siempre tiene cosas para aportar".

-¿Cómo te sentís tras el debut de La Voz Argentina?

-Estoy contenta por muchas razones. Una es que en su momento me habían convocado para La Voz, no lo pude hacer y aquella vez me quedé con las ganas de hacerlo. Para mí es el mejor formato de reality musical que hay, soy fan de todas las “voces” de todo el mundo. El año pasado tampoco pudieron retomar el proyecto y ahora sucede. Entonces tengo como esa adrenalina, ese subidón de que por fin está sucediendo.

-Estás nada menos que como jurado, a la par de Ricardo Montaner, la Sole, y Mau y Ricky.

-¡Encima estar ocupando ese lugar de jurado! Que lo hago con mucho respeto porque todos los que se suben ahí cantan el cuádruple de mejor que yo. No puedo creerlo, aunque una siempre tiene cosas para aportar. Para mí es muy emocionante estar en esa silla y todos los presentes, Ricardo Montaner, Mau y Ricky, y la Sole, mismo Marley son amigos. Los conozco hace mucho tiempo, trabajé con todos. Para mí es muy natural compartir, nos reímos. El grupo tiene un flow bastante copado, hay buena vibra de verdad, más allá de conocernos profundamente en la vida privada y trabajando todos. Y eso está bueno.

-¿De verdad sentís que no estás tan capacitada para juzgar a otros artistas como posteaste en tus redes sociales porque cantan mejor que vos?

-Es que es la verdad, uno siempre tiene esa cosa... Una carrera se construye por muchos factores. Yo me preparo, me rompo el alma para lo que hago con la música y siempre intento hacer los mejores shows que puedo, ponerle mucha impronta. O lo que yo considero impronta por cómo me salen a mí las cosas. Por supuesto que a esta altura tengo cositas para aportarle alguien y si le sirven, espectacular. Pero no dejo de sentir que son todos unos cantantes tremendos y digo, “esta gente también tiene que estar sentada acá”. Hay gente muy especial que se presenta en el reality.

"Le pongo humor a La Voz porque estoy loca. Como no me da vergüenza, estuve toda la vida jodiendo. Encima, Telefe es medio mi casa y no siento que esté en un estudio de televisión. Es muy natural estar ahí. Yo la paso bien".

-¿Qué es lo que más te gusta del formato?

-La buena onda. Hay muchos realities donde no está el centro puesto en el talento. En La Voz el centro es el talento. Punto. Después descubrimos las historias, nos encariñamos, empatizamos más o menos con determinados participantes, de eso también se trata. Que la gente se sienta parte del show. Pero el protagonista es la voz, el talento. Yo voy aportando lo que siento que a cada uno le pueda sumar, aunque uno no es tan consciente de toda la vida vivida profesionalmente, y estando ahí uno se da cuenta de que sabe “un poquito de esto”, “es verdad, yo viví esta experiencia”. También uno va recordando su propia historia y de ahí se pueda aconsejar lo que sea que pueda a alguien.

-Y además de tus devoluciones, le ponés tu sello de humor al programa.

-¡Porque estoy loca! Como no me da vergüenza, estuve toda la vida jodiendo. Encima, Telefe es medio mi casa y no siento que esté en un estudio de televisión. Es medio como que entro en culo, como muy natural estar ahí. Yo la paso bien. Cada uno tiene su personalidad en el jurado y sus aportes. Mi energía es muy distinta a la de Mau y Ricky, a la de la Sole, o la de Montaner, como a la vez ellos son distintos entre sí y tienen cosas para aportar. Lo que a mí me sale siempre es el relax, el divertirnos, hacer jodas, molestar a mis compañeros y pasar un buen rato más allá del show. Aporto eso porque me sale, no porque sea un personaje que hago, sino que también soy así.

-¿Vas a preparar un nuevo disco después de Libra?

-En noviembre del año pasado, en plena pandemia fue un momento medio raro para sacar un disco, pero lo quise sacar igual porque ya lo tenía hecho y venía trabajando hacía dos años en ese disco que fue Libra, mi cuarto disco. Y lo saqué desde acá, desde Madrid, y ahora estoy trabajando con unos productores increíbles haciendo musiquita nueva sin ninguna presión. Estoy haciendo un poco mi propia movida, entrando a sonidos pop, electrónicos o hiphoperos como de los que quizá me había alejado, pero ahora estoy volviendo a sonidos más originales más “yo”, siento de alguna manera. Creo que esos procesos llevan tiempo y no me gusta que la industria me apure. Ni sacar un single porque tengo que sacarlo, porque la gente saca singles. Hay algo de eso en lo que yo no creo. Por suerte puedo ocupar siempre mi tiempo cantando en determinados momentos, haciendo un programa musical como La Voz, mientras tanto sigo trabajando mi propia música, que no faltará mucho para que salga. Pero bueno, le doy tiempo para que esté tal cual lo deseo.

"Estoy volviendo a sonidos más originales, más 'yo', siento de alguna manera. Creo que esos procesos llevan tiempo y no me gusta que la industria me apure. Ni sacar un single porque tengo que sacarlo, porque la gente saca singles".

-Si tuvieras que elegir una sola carrera, ¿qué eligirías? ¿Actriz o cantante?

-Psicología, ja, ja. No haría ninguna de las dos (risas). No, mentira. Me cuesta mucho porque desde muy pequeña mi vida fue la fusión de las dos cosas. Hice series que tenían música, entonces actuaba, pero tenía que bailar y cantar. El “Universo Cris Morena” es un 360 artístico. Entonces, me acostumbré mucho a dividirme y fusionarme en lo mismo, en todas las áreas, digamos. Últimamente, sí fui dividiendo más la actuación de la música, pero porque no siempre iba a estar haciendo ficciones musicales. Sky Rojo me dio la posibilidad de hacer otro tipo de ficción también, de vivir en otro lado. Fue una gran experiencia para mí, y pude seguir trabajando en mi música de una u otra forma. Y me gusta pulular entre una y otra, la verdad. Y no es que me aburra, porque amo hacerlo. Pero todo el tiempo los estudios de grabación, todo el tiempo el ritmo de un escenario, o todo el tiempo filmar una ficción o película, me abruma. Está bueno tener la posibilidad de cortar y hacer por un ratito una, y de cortar y hacer por un ratito otra. Para mí es como el mejor combo.

-¿Cómo tomás que tu vida personal sea foco de tanto interés y hasta se polemicen tus bromas? Como cuando dijiste en chiste que tenías dos millones de pesos devaluados en el banco.

-¡No se puede hacer un chiste! Estoy un poco curtida, la verdad, a esta altura de la vida, de que eso importa. Que la sacada de contexto, o cuando uno le quiere poner humor a algo, capaz que no hice nada y dicen algo que no es verdad… O sacan notas que no son ciertas, cosas personales o de la vida personal. Hace poco salió una nota que decía dónde vivía y mostraban fotos de mi supuesta casa, pero la información era falsa y esa no era mi casa.

-En ese momento reaccionaste rápido en Twitter…

-Era falso, no me tendría que haber preocupado. Pero la verdad es que nunca salto ni me enojan esas cosas porque entiendo que es parte de (mi popularidad), pero eso no es Mariana Espósito, no es lo que la gente o los medios flashean sobre uno, como si está de novia, no está de novia, que para mí son pelotudeces marca cañón. Porque mis amigos, mi gente es la que me conoce y sabe si estoy de novia, cómo vivo el amor, si no me quiero poner de novia, dónde vivo. Ellos saben la verdad. Entonces, no me hago tanto drama, pero esa nota me jodió particularmente.

-¿Por qué te enojaste tanto?

-En el fondo hay una cosa de castigo al tener y que en la gente genera una incomodidad porque te pudiste comprar tu casa. Y yo laburo desde los 10 años, claro que me pude comprar mi casa, que para mí es un privilegio. Yo sé exactamente del privilegio del que gozo por tener 29 años y tener una casa propia. Eso no existe en nuestro país para mucha gente. Soy una mina consciente. Mis viejos no tienen su casa propia, o sí, pero gracias a que tuvieron una hija con una actividad que les podía dar una mano para ayudarlo. Pero no es lo normal, mis hermanos (Ana Laura y Patricio) no tienen su casa. Yo no soy boluda, sé exactamente que eso significa mucho. Lo que a mí no me gusta de esas notas, primero es que la noticia es falsa, ni siquiera era verdad, estaba mal, no era mi hogar. Y si lo fuera, creo que son notas que alimentan la frustración de la gente, y entiendo que alimente la frustración. Salvo que entiendas que ese alguien gana bien en su laburo y es normal. Pero hay algo de eso, en un país que la pasa mal como el nuestro, que tiene el 50 por rciento de pobreza…

-Son temas que te sensibilizan.

-Yo no soy careta. A mí me va re bien, yo gano mi dinero que por suerte me sirve para ayudar a los míos, vivir bien, hacerme un viaje. Soy una puta privilegiada, pero ponerlo como una noticia creo que tiene como una connotación negativa. Y cuando pasa eso, para responder la pregunta, quizá salté un poco más. Porque es imposible como ciudadano no decir “¡¿Loco, te parece hacer esto?! Inventá que estoy de novia, que no estoy de novia, que salgo con Pepito, con Menganita”. Eso es más gracioso. Pero hay algo en la noticia que capaz toca en una fibra más íntima de molestia, que a veces saltás un poquito.

"Me encanta tener personas maravillosas en mi vida, como David y como un montón de otra gente maravillosa con la que comparto mi tiempo y mi presente".

-Hablando cosas más graciosas, como romances… ¿Qué significa David Victori hoy en tu vida?

-No defino a nadie. Yo tengo amigos increíbles, gente adorable, un montón de amores de mi vida, y no defino a la gente. Aparte también, si hay algo que aprendí en este tiempo, redondeando los 30, es que también la vida de uno es de uno. Yo puedo permitir que digan lo que quieran, pero de mi boca solo voy a contar lo que me apetezca, en cierto sentido y cierta manera. También me alejé mucho de etiquetar gente, una persona que no es más mi pareja, pero fue mi pareja, pero es mi amigo. Es lo que es. Es una persona en mi vida. Y me encanta tener personas maravillosas en mi vida, como David y como un montón de otra gente maravillosa con la que comparto mi tiempo y mi presente.

-Se te ve muy feliz por lo pronto.

-Estoy muy feliz porque estoy bien conmigo, porque estar feliz o verse bien no tiene que ver con estar con alguien. No tiene que ver con que esté enamorada, porque salgo con tal, estoy empezando a salir con tal que yo estoy mejor. Creo que el amor en general nos hace mejor. Pero el amor todo, de los amigos, estar en movimiento por el mundo, quererse más. Yo también descubrí la clase de mina que soy hoy y me re amigo con eso, y me encanta. Eso también me hace verme bien, estar bien. Porque es algo mío directamente, con la persona que yo soy, no tiene que ver con terceros.

-Y en el viaje a Cataratas, ¿fuiste con otros amigos? ¿o solo con David?

-Eso es mi vida, de mis vacaciones prefiero no hablar para todo el mundo. La verdad. Están las fotos, ya está. Me fui con quien me fui, no pasa nada. La mejor.

-¿Te imaginás viviendo en otro país por un amor o por trabajo? De hecho, estuviste mucho tiempo en España

-Sí, sí, me veo viviendo, claro. De hecho, a mí siempre me costó. Me iba de viaje y volvía a la Argentina, siempre a casa, y la verdad es que la experiencia de estar en España haciendo Sky Rojo, que fue casi un año y medio que estuve acá, me despertó eso. De pronto, soy muy laburadora, me gusta mucho laburar, y siempre fui a dónde me llevó el trabajo. Tengo un trabajo que por suerte me permite ese movimiento, esa vida más nómade y re disfruto de eso. Así que sí, me re veo viviendo en diferentes lugares donde el laburo me vaya llevando. Ojalá.