Jorge Rial se reencontró con Morena tras los escandalosos posteos de su hija: los detalles de la reunión

El conductor de Intrusos volvió de Inglaterra y en la noche del jueves fue hasta el departamento donde vive la joven.

Jorge Rial se reencontró con su hija Morena en su departamento.
Jorge Rial se reencontró con su hija Morena en su departamento.

Acostumbrado a los enfrentamientos mediáticos, esta semana Jorge Rial (56) vivió el conflicto más sorpresivo y doloroso: su hija Morena (19) disparó fuertísimos mensajes contra su propio padre a través de Instagram Stories.

Según pudo saber Ciudad, el conductor de Intrusos llegó al país el jueves por la mañana luego de pasar una semana en Londres junto a su novia, Romina Pereiro (37), viaje que tenía organizado desde hacía dos meses para ir a ver un show de los Rolling Stones. Apenas arribó a la Argentina, el periodista se enteró de la filtración de un audio suyo, en el que se lo escucha furioso con su hija por su relación con Facundo Ambrosioni (18), futbolista juvenil de Temperley.

Tras llegar de Inglaterra y publicar su descargo, Rial tomó la decisión de no ir a Intrusos e incluso le pidió a América unos días para poder abocarse de lleno a solucionar el conflicto con su hija.

Entonces, Rial decidió romper el silencio y hacer un fuerte descargo, asegurando que está sufriendo una extorsión: "Cualquier cosa que haya dicho fueron palabras de un padre desesperado por rescatar a su hija de un entorno delictivo. Algunos detenidos por graves delitos y muy cercanos a Morena. Integrantes de una red delictiva muy poderosa y peligrosa que está detrás de esta extorsion", twitteó, en referencia al novio de su hija y a su padre, quien está preso, acusado de asociación ilícita, entorpecimiento funcional y coacción.

Tras escribir su versión de los hechos, Rial tomó la decisión de no ir a Intrusos e incluso le pidió a América unos días para poder abocarse de lleno a solucionar el conflicto con su hija.

El primer paso fue acercarse el jueves por la noche al departamento donde vive Morena, donde se produjo el encuentro cara a cara con su hija tras el escándalo.

Según pudo confirmar Ciudad, el primer paso fue acercarse el jueves por la noche al departamento donde vive Morena, en el barrio porteño de Palermo, donde se produjo el primer encuentro cara a cara con su hija tras el escándalo.

Pero Rial no fue solo. Se acercó al lugar con una ambulancia y un psiquiatra, para brindarle ayuda psicológica a su hija, según informó Teleshow.

Esa tarde, Morena le había ofrecido disculpas públicas a Romina Pereiro por los insultos que le había dedicado a través de Instagram: "Disculpas a Romina, la pareja de mi papá, que cuando yo estuve internada se preocupó por mí e intentó ayudarme más de una vez en discusiones familiares”, escribió. “Espero que me entiendas, Romi. Te quiero y fue un enojo de momento con mi papá y sabía que de la única forma de hacerlo doler era poniendo cosas falsas sobre vos. Te quiero y que sean felices", escribió por esa misma vía.

El reencuentro entre padre e hija ya tuvo lugar. ¿Llegará la paz tras este cimbronazo que sorprendió a todos?