Jimena Barón y sus incendiarios tweets, tras denunciar públicamente a Daniel Osvaldo por violencia de género

La actriz disparó picantes mensajes desde la red social y apuntó contra el padre de su hijo, Morrison. Detalles.

La separación se veía venir, pero nadie aventuraba un final tan –pero tan- escandaloso. El romance de Jimena Barón y Daniel Osvaldo (padres del pequeño Morrison, 1 año) terminó de la peor manera. Presuntas terceras en discordia, tatuajes del futbolista con supuestas amigovias y una grave denuncia por violencia de género.

En medio del explosivo final, Jimena recurrió a su cuenta de Twitter para desahogarse y publicó incendiarios mensajes contra su -ahora sí- expareja. Antes de que se confirmara la denuncia mediática a través de Eduardo Sande, el abogado de Barón, la actriz sorprendió en su perfil 2.0 con una foto del futbolista sosteniendo un cartel convocando a la marcha #NiUnaMenos, (miércoles 3, 17 horas, en el Congreso de la Nación). ¿Ironía 2.0?

Luego, retweeteó un mensaje de la periodista Laura Ubfal: “Eso es violencia de género. Un hombre puede hacer lo que quiere. Una mujer decide retomar su trabajo y es una prostituta @baronjimena #NiUnaMenos”. Finalmente, Jimena remató furiosa con un tweet cargado de sarcasmo. La flamante cantante posteó una foto de su ensayo con un más que elocuente mensaje, presumiblemente dedicado a su expareja. “Ensayando con la banda #gatitobarato #andaachuparpi*as #NiUnaMenos”, escribió Jimena.

El triste desenlace comenzó con las apariciones de varias supuestas terceras en discordia, aunque la última se llevó todos los premios. El delantero de Boca y su presunta amigovia rockera, Militta Bora, se tatuaron increíbles –en el sentido más literal de la palabra- diseños románticos en sus cuerpos, en el local American Tattoo y hasta subieron fotos a las redes sociales.

Pero lo que terminó de dinamitar el escándalo fue la acusación pública de la actriz -a través de su letrado- al futbolista por violencia de género. Sande rompió el silencio y reveló detalles del tortuoso desenlace. “Osvaldo se fue de su casa el 18 de mayo. Antes de irse, le vació las billeteras a Jimena, la dejó sin nada y nunca más volvió a ver a ver a su hijo Morrison y se desentendió de la asistencia económica. Además, comenzó a mandarle mensajes a su celular culpándola de la separación, diciendo que ella lo había traicionado. Jimena tiene todos los mensajes guardados donde la hostiga, la humilla y la degrada. La llamó ‘gato’, ‘prostituta’ y hasta amenazó con volver a su casa para hacer un escándalo”, contó al sitio Personajes.tv.