Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Jimena Barón, auténtica: "En Europa era una geisha con Daniel Osvaldo, hasta le compré una camilla donde le hacía masajes con aceite"

La actriz contó detalles de la relación con el futbolista. Y mirá qué contestó cuando le preguntaron por su nueva misteriosa compañía.

Jimena Barón en El diario de Mariana

Sincera y auténtica, tras su mediática separación de Daniel Osvaldo -con quien tiene a su hijo Morrison-, Jimena Barón se anima a contestar todas las preguntas y hasta le imprime su toque humorístico a las complejas situaciones que le tocaron a vivir.

“Es un amigo", afirmó Jimena Barón sobre el hombre con el que se la vio en un restaurante. "Ahora es todo con contrato: voy a revisar el teléfono, voy a pedir estudio físico y psiquiátrico”, agregño con humor.

Con esa premisa, la actriz de Esperanza mía estuvo como invitada a El Diario de Mariana, donde habló de la relación con el futbolista y las mujeres que lo merodeaban. Ante el comentario de la panelista Mercedes Ninci, quien analizó que “en la Argentina era obvio que las mujeres se le iban a tirar encima a Osvaldo", Jimena aseguró que su estadía en el país no fue lo que llevó al quiebre de la relación: “En Inglaterra son desagradables, decís ‘pará, acomódate la pollera primero antes de hablarle… señora’. Allá con lo que chupan es un descontrol, y en Italia son tremendas”, expresó.

“Duermo tranquila porque estoy con mi hijo siempre y porque hice todo por Daniel: desde rescindir un contrato. En pleno programa me fui dejé todo y allá era una geisha. Los almuerzos que le hacía, hasta le compré una camilla donde le hacía masajes con aceite”.

Por otro lado, dio cuenta de la dedicación que tenía con su exnovio: “Duermo tranquila porque estoy con mi hijo siempre y porque hice todo por él: desde rescindir un contrato y decirle a Adrián Suar ‘estoy enamorada’ (con voz llorosa). Me acuerdo patente. Estaba en un bar como una boluda pensando '¿cómo hago?'. En pleno programa me fui, dejé todo y allá era una geisha. Los almuerzos que le hacía, hasta le compré una camilla donde le hacía masajes con aceite”, dijo con total sinceridad.

“Jamás pensé que me hubiese gustado estar de ama de casa y madre full time, porque trabajé casi toda mi vida. Eso lo descubrí con Daniel. Me fascinó, estaba chocha, hasta pensé en ponerme un blog con recetas. Estaba programada a que a Daniel le quedaban 2 ó 3 años y yo lo bancaba”, agregó.

Por último, se refirió al misterioso hombre con el que fue fotografiada en un restaurante -Ángel de Brito contó que se llamaba Matías- y aseguró que futbolistas “nunca más”: “Ahora es todo con contrato: voy a revisar el teléfono, voy a pedir estudio físico y psiquiátrico”, comenzó diciendo, entre risas, sobre lo que será su próximo noviazgo. Y aunque afirmó que el caballero en cuestión es sólo “un amigo”, prefirió el silencio cuando le indagaron si se trataba de un “amigo con derecho a roce”. Silencios que hablan...