La 'incómoda' pregunta de Catalina Dlugi que enfureció a Alfredo Casero en vivo: "Hubo un episodio con un ex amor, gritaste que eras cornudo, ¿qué fue lo que pasó?"

La periodista de Agarrate Catalina se introdujo en la vida íntima del actor y él se molestó ¡mucho!

El enojo de Alfredo Casero con Catalina Dlugi (Foto: Web)
El enojo de Alfredo Casero con Catalina Dlugi (Foto: Web)

Sin dudas, es el cruce menos pensado del día. Pero pasó, y se sacaron chispas en vivo. Catalina Dlugi tenía previsto hacerle una nota amena e informativa a Alfredo Casero en su programa radial, Agarrate Catalina, de La Once Diez, pero una pregunta personal, sobre el escandaloso episodio que vivió semanas atrás con su ex pareja en la vía pública, hizo que la cordialidad pase a segundo plano.

"A mí me gusta el Alfredo creativo, de buen humor, y a veces te noto en las redes sociales muy enojado... Y hubo todo un episodio con alguien que fue tu ex amor, que fuiste a gritarle en la calle, que saliste en la tele, que eras un cornudo y te lo bancabas... ¿Qué fue lo que pasó?", indagó la conductora sin imaginar que su consulta provocaría un gran fastidio en el actor. ¡Y que no lo disimularía!

"Hubo todo un episodio con alguien que fue tu ex amor, que fuiste a gritarle en la calle, que saliste en la tele, que eras un cornudo y te lo bancabas... ¿Qué fue lo que pasó?", indagó Catalina.

Perdiendo el tono calmo con el que comenzó la nota, Casero elevó la voz y explicitó su malestar: "Nunca grité que era un cornudo. La verdad es que no esperaba que me preguntaras eso, es como un machetazo que me pegás en el hígado. Pero voy a tratar de contarte, porque vos -que sos una mujer- me obligás a contar intimidades. Lo que pasó tiene que ver con una mujer, que era mía, que amé muchísimo durante 8 años de mi vida...", desarrolló Alfredo, mezclando su relato con su enojo con la periodista: "Que vos me lo pidas, que sos mujer, no me lo espero nunca. Si querés, lo que puedo decirte es que en la vida espero que no le toque a ninguno de tus oyentes, pero la vida te pone en esas cosas feas. Es lo que la vida te depara... Y nosotros que somos personas públicas, somos personas normales que nos pueden pasar".

"Nunca grité que era un cornudo. La verdad es que no esperaba que me preguntaras eso, es como un machetazo que me pegás en el hígado...Por los años que te conozco, no te dejes llevar por esa corriente, porque hace daño a las personas. ¿Qué querés saber? ¿Con quién me cagó? ¿Cómo me cagó? Yo soy un señor. Nunca me esperé que me preguntara una cosa así", respondió, furioso, Casero.

Enojado, Alfredo aprovechó la pregunta "incómoda" de Catalina para reflexionar sobre el periodismo y hacer su crítica: "Yo pienso que el periodismo se tendría que dedicar a otras cosas, más que a la vida privada de las personas, para que algo pase. Porque la televisión está muriendo, específicamente por eso, por ese pensamiento, por buscar la noticia en ese goce. Pero el goce tiene un techo muy cortito... Ya han destruido a las estrellas, entonces, cualquiera que saque la cabeza lo pueden destruir. Se ve como en la televisión hacen daño, y la tendrían que cuidar, porque sino muere. Ya mis hijos están más atentos a lo que pasa en Internet que en la televisión. Y me duele machismo que yo tenga que contarte que tuve un episodio feo y que hubo una persona que vendió a un medio lo que pasó en mi vida y que por eso me lo estás preguntado. Por los años que te conozco, no te dejes llevar por esa corriente, porque hace daño a las personas. ¿Qué querés saber? ¿Con quién me cagó? ¿Cómo me cagó? Yo soy un señor. Nunca me esperé que me preguntara una cosa así".

Sorprendida por la reacción del actor, Dlugi aclaró: "Te lo pregunté porque a mí me preocupó mucho la situación en la que vos estabas en su momento. No te lo pregunté como un chimento o como para especular con el tema".

Sin dar el brazo a torcer, Casero fue quien le puso el punto final al tema: "Yo no le creo. Perdóneme, pero tendría que ser sincera y decirme: 'Quiero tener la primicia'. Pero a cualquiera le puede pasar. Y un hombre, que es hombre, actúa como un hombre, porque yo puedo ser cornudo, y eso lo dije yo, cosa que no he sido, pero me la banco, señora. Nunca voy a ser pecho frío, siempre voy a decir lo que me parece y voy a pedir explicaciones aunque cualquiera hable de mi vida privada".

Sin dudas, fue el cruce menos pensado del día. ¡Escuchalo!