Griselda Siciliani, íntima: "No tengo pudor sobre mi cuerpo, la desnudez es bella; está bueno disfrutarse y disfrutar"

La actriz encabeza sus últimas funciones de Sugar y se prestó a un mano a mano exclusivo sobre su vida y su carrera. ¿Con qué va a sorprender ahora?

Luego de protagonizar grandes éxitos en teatro y TV, en 2017 a Griselda Siciliani (39) le llegó una oportunidad única de la mano de Gustavo Yankelevich y Susana Giménez. La actriz aceptó el desafío de volver a poner en cartel sugar, la obra que había encabezado la diva en los ochenta. ¿El resultado? Se convirtió en una de las propuestas más taquilleras del año.

Pero el boom (al menos de su mano) está llegando a su fin y Griselda solo completará un mes de la nueva temporada en el Lola Membrives, para luego tomar la posta Laurita Fernández. En una charla a solas con Ciudad, Griselda reveló sus nuevos proyectos y habló de su presente personal y laboral: "Hasta el 1 de abril voy a estar. La novedad es que Sugar continúa, más que nada para los artistas que siguen, y está buenísimo para todos. Yo ya tenía arreglada mi partida".

"Creo que después de mi separación me han prestado más atención a esa parte... (la de su exposición sexy). A mí me da medio lo mismo, es una parte de la vida de todos y de todas las mujeres. Mostrarse es divertido".

-¿Qué significa Sugar en tu vida?

-Fue y todavía es una experiencia hermosa. Es muy emocionante desde todos los aspectos. Los compañeros, Nico (Cabré) y Fede (D'Elía), hay un elenco espectacular de bailarines y actores. Fue todo lo mejor Sugar, me quedo con cada cosita que veo de cada función y me da mucha emoción haber sido parte y haberla llevado adelante.

-¿Cómo ves a Laurita Fernández en tu rol desde el 4 de abril?

-No nos vimos, no la conozco personalmente. Sé por Gustavo (Yankelevich) que está muy contenta y emocionada, y también me alegra eso y le deseo todo lo mejor. La va a pasar genial. Es un espectáculo hermoso, para disfrutar.

-Lo que viene, ¿te vas para hacer una ficción en Telefe?

-Sí... y hay algunos proyectos en cine también. Cosas que están esperando ya hace un tiempo. No puedo contar mucho todavía.

-¿Vas a tomarte algunos días libres antes de arrancar de nuevo a trabajar?

-Me gustaría irme unos días de vacaciones cuando termine la obra, hacer un descansito. Pero mi hija (Margarita, 6 años, fruto de su amor con Adrián Suar) empezó primer grado así que de escaparme yo solita serían pocos días, y si la llevo, también.

-¿Cómo te sentís cuando te ves en los sitios de noticias o las revistas súper sexy, sobre todo después de tu separación de Adrián (en 2016)?

-Después de la separación me han prestado más atención a esa parte... A mí me da medio lo mismo, es una parte de la vida de todos y de todas las mujeres. Mostrarse es divertido. 

-Estás cerca de cumplir 40 (el 2 de abril), ¿cómo te sentís con tu cuerpo?

-Genial. Yo tengo algo que es que cuando me muestro no es que me sienta mejor o peor, me muestro como soy.

-¿Ser bailarina te hace tener una relación distinta con tu cuerpo e imagen?

-Sí. Al ser bailarina tengo como una relación más "profesional" con mi cuerpo. No tengo el pudor sobre mi cuerpo, he trabajado con él y lo conozco mucho desde mis ocho años. Y después también hay una cuestión ideológica que uno debe hacer con su cuerpo lo que quiera y que como seas es lindo tu cuerpo, tu desnudez es bella, peses lo que peses y midas lo que midas y seas quien seas. Está bueno disfrutarse y disfrutar el cuerpo porque somos nosotros. A veces está planteado como que el cuerpo es otra cosa o está disociado de "nosotros".

-¿Cómo te llevás con las críticas en las redes sociales?

-No leo mucho la verdad. Hay mucho cariño también y uno elige para dónde poner la mirada. Hay mucha gente que también todo el tiempo te dice "te amo, sos la mejor" y uno no dice "che, ¡qué raro!". Siempre parece malo lo otro. Yo trato de poner la mirada ahí, en la gente que te dice cosas lindas sin conocerte.

-Cambiando de tema, ¿seguís soltera?

-Sí.

-En las últimas horas se rumoreó que estarías viviendo un romance con Abel Pintos. ¿Qué hay de cierto?

-Lo escuché y me lo preguntaron. Lo conozco pero no pasa nada. Él es divino, lo más. Nos conocemos, pero sigo soltera.

-¿Te imaginás "blanqueando" una relación nuevamente en los medios?

-Ni idea, no sé. No ando contando mucho de lo que hago con mi vida. No soy de contar en primera persona.

-¿Preferirías que te encuentren y te saquen una foto, entonces?

-Preferiría que no me encuentren nunca si es posible, ja, ja, ja.

-Cambiando de tema y ante la coyuntura del tema del feminismo en los medios, ¿cómo analizás todo lo que está ocurriendo?

-Me parece genial que esté reflejado este movimiento en los medios, es antiquísimo y se ha llevado muchas vidas de mujeres que han luchado. Todo lo que sea promoverlo y comunicarlo me parece genial

-¿A la hora de alzar la voz, sentís que ser famosa es un pro o una contra?

-Es complicado porque te están mirando mucho pero es un privilegio que tengo por mi trabajo y cuando siento que hay una causa que merece mi voz, porque en general no opino de cualquier cosa, lo hago. Cuando siento que quedarme callada es de un egoísmo y una mezquindad tremenda, hablo.

"Me parece genial que el movimiento feminista esté en los medios. Todo lo que sea promoverlo y comunicarlo me parece genial. En general no opino de cualquier cosa. Pero cuando siento que quedarme callada es de un egoísmo y una mezquindad tremenda, hablo".

-¿Qué le decís a Margarita sobre el tema?

-A los hijos yo creo que es la vida misma. Les podés decir lo que quieras pero la mejor enseñanza es lo que ven de uno: cómo vivís, cómo sos. 

-¿Ya te manifestó que quiere ser artista?

-Por ahora no. Ella dice que que quiere ser cocinera y chef. Pero tanto ella como Rufina están todo el tiempo en el espectáculo y saben todo. Están mucho ahí, juegan, además es un musical bastante naif y muy para ellas.

-Con Adrián lograron un gran vínculo en pos del bienestar de Margarita, ¿cómo se hace para llegar a esa armonía después de la separación?

-No sé cómo se logra. Nosotros nos queremos mucho y tenemos una hija a la que amamos los dos y es lo más lindo que nos tocó vivir, queremos lo mejor para ella. Creo que si uno se enfoca en eso, está todo bien.