Gran Hermano 2015: Valeria interrumpió un encuentro íntimo entre Brian y Marian... ¡y estalló el escándalo!

El muchacho de La Tablada se enfureció con la morocha luego de que ingresara al cuarto cuando tenían relaciones, lo que derivó en un necesario debate sobre la convivencia.

El video de la enardecida discusión entre Brian y Valeria

El sexo se ha convertido en el principal motor que impulsa los acontecimientos dentro de la casa más famosa, ya sea por su concreción o por la abstinencia, que en cualquiera de sus vertientes altera los ánimos de la casa. Más allá de los celos y las frustraciones de los participantes que vieron limitadas sus aspiraciones románticas, Valeria Licciardi (30) propició un acalorado y necesario debate sobre las normas convivencia. El disparador fue insólito: la llamativa presencia de pasto dentro del cuarto de mujeres. Y se fueron al pasto, en todo sentido.

En la madrugada del sábado, luego de la fiesta que Gran Hermano 2015 ambientó con nieve artificial en alusión al comienzo del invierno, Brian Lanzelotta (25) y Marian Farjat (20) volvieron a tener sexo, pero fueron interrumpidos por Valeria. Una vez superada la incomodidad por la intromisión, el muchacho de La Tablada se sinceró delante de la chica trans: "Si estamos garch… y a vos te cabe hinchar los huevos, no garch… más, quedate tranquila que me voy a matar a p… al baño. Pero no jodemos más, quedate re piola", arrancó en lo que terminó siendo un irreproducible diálogo.

Como Marian estaba de oyente en la conversación, desmintió a su compañera que había dicho que Brian estaba enojado porque no había logrado "concretar" y, de un modo inusitado, afirmó: "Sí lo terminamos, y muy bien. De hecho, íbamos por el segundo. (…) Me parece que nos estás tomando el pelo porque son muchas veces, fueron mil veces (que nos interrumpiste) en un mes". Dejando el humor de lado, Valeria argumentó: "Son dos personas que también tienen que ubicarse porque estamos conviviendo en una casa y tienen que ver también mi lado".

La alumna de la UADE no pudo con su genio y sumó más pimienta: "Cuando están todos en el cuarto, lo hago callada. No es fácil hacerlo callada, más para una mujer. Intento ponerme en su lugar porque hay seis personas durmiendo y no quiero que sepan que la estoy pasando bomba delante de ellos. Es por respeto". La propuesta de la morocha para resolver el problema fue simple: "La próxima hay que poner un palito (en la puerta), que cuando se saca el palito, se pueda entrar. Sino, no se entiende. Yo entendí que ya habían terminado y que estaban haciendo cucharita, pero al parecer recién empezaban".

Al desahogarse con Mariano Berón, Brian se expresó sin reparos: "No es que yo quiero hacer un telo de esta casa, buscamos el momento en que a los demás no les moleste y estén todos en el living. Qué tenés que andar escuchando…". Y cuando Vale se sumó a la charla, no pudo con su ira: "¿Querés ver cómo gar...?, ¡te invitamos! Si estoy esperando que estén todos en el comedor para ir a echarme un fierro (sic). Que tampoco está mal si vos tenés ganas de ir a dormir, yo me voy a levantar y me voy a ir. Pero cuando están Nicolás y Maipi no entra nadie, es como que son piolas. Pero me ven a Marian y a mí jodones, y capaz que piensan que no me va a molestar. Sí, se me baja cuando entrás vos, Francisco, cualquiera, no puedo".

La discusión continuó con un Brian Lanzelotta furioso, que dejó a Valeria Licciardi sin muchos recursos para contentarlo, a pesar de su calma y diplomacia. Es que al final, Brian juró que sólo tendrá relaciones sexuales con Marian en la habitación de los varones, y desechó la propuesta de Valeria de que usen el Martín Fierro ficticio en la puerta del cuarto de las chicas como símbolo fálico de que no se puede ingresar. Increíble... y real.