Germán Paoloski debuta con La mesa está lista: "¿Qué tarea doméstica hago en casa? Me toca mucho bañar a mi hijo, casi como algo cotidiano"

Germán Paoloski

Antes del estreno del nuevo ciclo de El Trece, el conductor adelantó cómo será el programa, opinó de Leo Montero al frente de Pura Química y habló de su familia en una nota íntima con Ciudad.com.

Hombre de familia y experimentado periodista, Germán Paoloski (41) desde el lunes 29 se hará se pondrá al frente de La mesa está lista, que irá de lunes a viernes de 11.30 a 13 Hs. por El Trece. En pareja con la actriz y modelo Sabrina Garciarena (31), padre de León Paoloski (1), el conductor de NET en FOX Sports (lunes a viernes de 23 a 0.30 Hs) y La tarde, con Germán Paoliski (lunes a viernes de 17a 20 Hs) en Radio 10, estará acompañado en la pantalla de El Trece por María Julia Oliván, Jey Mammón, José Chatruc, Gonzalo Rodríguez, Darian "Rulo" Schijman y Soledad Ainesa.

Germán Paoloski

En una charla descontracturada con Ciudad.com, Germán adelantó cómo será el nuevo programa, opinó sobre el rol de Leo Montero en Pura Química, piropeó a su mujer y mucho más... 

"El programa va a tener mucha más actualidad que Pura Química, que carecía de esa actualidad y parte periodística. El espíritu es ese, no es algo nuevo en mi caso, tampoco es algo nuevo para mí la actualidad o la información porque estuve mucho tiempo en un noticiero. Trato de juntar y unir ambas cosas".

-Teniendo en cuenta el nombre del programa, ¿Vas a cocinar? ¿Cocinás en tu casa?

-No a las dos. No cocino en casa. En el caso del programa, no es un programa de cocina, o que se base en la cocina o el almuerzo. El nombre tiene que ver con el formato, va a ser una mesa muy particular, y sobre todo el contenido de esa mesa o la posibilidad de comer. Por supuesto que va a haber una cuestión que tiene que ver con la cocina, pero no ligado a lo que uno ya conoce a los típicos programas de cocina, con la receta o cocinar durante una hora y media, para después comer lo que se hizo. Va por otro lado el tema.

-Estás muy identificado con el deporte, pero vas a estar en un horario con un público más general, ¿cómo tomás el cambio?

-Lo tomo como un desafío, como una posibilidad, la chance de mostrarme desde otro lugar. Aunque relativamente desde otro lugar, digamos. Porque el programa que tengo en la cabeza tiene mucho que ver con lo que durante un tiempo largo hice en el cable, en Pura Química. Lo que quiero transmitir en este programa es ese espíritu, con interlocutores diferentes, aunque repito al DJ Tony Muñoz y a José Chatruc, pero después hay otra gente y por ende será otro programa. Además, va a tener mucha más actualidad que Pura Química, que carecía de esa actualidad y parte periodística. El espíritu es ése, no es algo nuevo en mi caso, tampoco es algo nuevo para mí la actualidad o la información porque estuve mucho tiempo en un noticiero. Trato de juntar y unir ambas cosas.

"He visto Pura Química, ahora no lo veo porque en el horario que se emite estoy en la radio, y en la repetición estoy en el aire en FOX. Pero lo he visto y me parece que está bien, le deseo lo mejor a los chicos porque siguen siendo mis amigos a pesar de no estar juntos, está Mex Urtizberea, Mariano Zabaleta, Marconi y está Leo Montero, con quien también tengo una excelente relación. (...) Logicamente, se va el conductor, viene otro y el nuevo conductor, en este caso Leo, también le pone su impronta. O sea que, nunca va a ser el mismo programa, pero está perfecto".

-Pura Química era un programa que se podría decir que creaste vos, que se transmitía en vivo por la radio a la vez que la televisión. ¿Sos como Mario Pergolini, que después de irse de CQC no volvió a ver el programa?

-No, yo no tengo ese espíritu. Respeto a Pergolini por su opinión. Yo he visto Pura Química, ahora no lo veo porque en el horario que se emite estoy al aire en Radio 10, y en la repetición estoy en Fox Sports. Pero lo he visto y me parece que está bien, le deseo lo mejor a los chicos, porque siguen siendo mis amigos a pesar de no estar juntos, están Mex Urtizberea, Mariano Zabaleta Juan Marconi, y está Leo Montero, con quien también tengo una excelente relación. Les deseo lo mejor, les está yendo bien, me parece que es un programa que está armado, al cual le están encontrando otra vuelta diferente. Logicamente, se va el conductor, viene otro y el nuevo conductor, en este caso Leo, también le pone su impronta. O sea que, nunca va a ser el mismo programa, pero está perfecto.

-¿Influye en vos pasar de Telefe a El Trece?

-Yo desdramatizo esa situación, me parece que no es pasar de River a Boca, o de Boca a River, con lo que significan las pasiones del fútbol. Estos son canales de televisión, ámbitos de trabajo, lugares donde pueden expresarse, hacer lo que sabe, o cree que sabe. Yo estuve muchos años en Telefe y lo agradezco, me fui de muy buena forma, con las puertas abiertas y posiblemente en algún momento vuelva, no lo sé. Hoy me toca estar en El Trece, tener el desafío de estar en un canal líder como éste, haciendo un programa que ojalá funcione y salga bien. No estoy pensando en el cambio de canal. También en el cable me pasó con Fox Sports y ESPN, que son rivales. Me fui de Fox para ir a ESPN y después volví a Fox porque me fui muy bien de ahí, me dejaron las puertas abiertas para volver y se dio. Creo que la gente siempre se tiene que ir bien de los lugares. Esto es un trabajo, hay un montón de figuras de la televisión que han pasado por varios canales, y eso no significa ni que sean traidores, ni menos o más que otra persona. El trabajo te va llevando por otros lugares, y en este caso me trae a este canal y estoy feliz.

"Con mi hijo Leon trato de calmar mi ansiedad y no depositar en él cosas que me gustarían a mí porque quiero que crezca con cierta libertad y la amplitud de ver para qué lado va, qué cosa le puede o no gustar.Si surge ir a la cancha, iremos, si surge jugar al fútbol, jugará. Sino, no, jugará a otro deporte, o no jugará a nada. No lo sé. Trato de ser una hoja en blanco en ese sentido, para no influenciarlo hacia ningún lado. Es difícil, pero es lo que intento".

-Dijiste que en tu casa no cocinabas, pero me imagino que con León y Sabrina, alguna tarea doméstica harás…

-Prácticamente nada, pero… (risas). Me tocaba mucho bañarlo, casi como una cuestión cotidiana, todas las noches. Ahora se me complica por el trabajo, pero estoy presente y hago cosas. Lógico que la madre está más tiempo y tiene una relación mucho más directa, sobre todo en esta edad, que tiene un año y pico. Los fines de semana, que es cuando no trabajo, trato de estar a full. Cocinar no cocino, pero le pongo empeño a otras cosas.

-¿Qué hacés con el nene cuando estás con él?

-Trato de calmar mi ansiedad y no depositar en él cosas que me gustarían a mí, porque quiero que crezca con cierta libertad y la amplitud de ver para qué lado va, qué cosa le puede o no gustar. No quiero imponerle cosas desde ahora, o estar pendiente pensando que quiero que sea más grande para llevarlo a la cancha. No. Si surge ir a la cancha, iremos, si surge jugar al fútbol, jugará. Sino, no, jugará a otro deporte, o no jugará a nada. No lo sé. Trato de ser una hoja en blanco en ese sentido, para no influenciarlo hacia ningún lado. Es difícil, pero es lo que intento.

"Si convocan a Sabrina para hacer una campaña de lencería, es porque está como para hacerlo. Así que bienvenido sea. No tengo problema con eso, me gusta que ella desarrolle su carrera, ya sea como modelo para una campaña publicitaria, o como actriz que es lo que a Sabrina más le gusta".

-¿Qué te pasa a vos como hombre, como padre y esposo cuando ves a Sabrina en las producciones de lencería? ¿Le sugerís que lo deje en un futuro o te encanta?

-No me molesta porque es parte de su trabajo, yo la conocí así y me gusta que lo haga. Además, si la convocan para hacer una campaña de lencería, es porque está como para hacerlo. Así que bienvenido sea. No tengo problema con eso, me gusta que ella desarrolle su carrera, ya sea como modelo para una campaña publicitaria, o como actriz que es lo que a Sabrina más le gusta.