Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Furioso descargo de Mabel, la mamá de Jorge Ibáñez, en medio del escándalo con su hija: "Uno salió buenísimo y el otro no"

La madre del recordado diseñador habló del conflicto que mantiene con Alejandra Ibáñez. Su palabra a Intrusos

Mabel Ibáñez diferenció a sus hijos en Intrusos: "Uno salió buenísimo y el otro no"

A seis años de la muerte de Jorge Ibáñez, la familia volvió a estar en el centro de atención de los medios por el escándalo que generó la herencia del diseñador y las internas que esa pelea originó en el círculo más íntimo.

Luego de conocerse que Mabel Ibáñez denunció a su hija Alejandra por violencia familiar, la mamá de Jorge rompió el silencio en Intrusos: “Quiero que me escuchen lo que voy a decir por primera y última vez porque yo no sé mentir y todo lo que digo es la pura verdad. Hay cosas que Dios aborrece, una de ellas es la lengua mentirosa. Yo nunca bajé los brazos aun en el dolor más grande que he tenido que es la pérdida de mi hijo", comenzó diciendo.

"Tres abogados me puso mi hija y un contador, desconfiando de la madre. Pero así como vinieron se fueron porque pusimos todo sobre la mesa".

“El otro dolor que tengo es la ambición de ciertas personas. La ambición que tiene mi hija es desmedida porque yo no puedo ceder mi parte en mi vida, porque no quiero. La ambición de una persona es tan grande que no mide las consecuencias. No mide que se lo está diciendo a una madre que cuidó el patrimonio, lo aumentó y no sacó un peso”, agregó, visiblemente molesta.

Luego, explicó que Alejandra quiso llevar esta situación al fuero de lo legal: “Tres abogados me puso mi hija y un contador, desconfiando de la madre. Pero así como vinieron se fueron porque pusimos todo sobre la mesa. Mi hijo dejó un departamento y su auto, porque dinero no dejó”.

"Me olvido que tengo familia por la forma que me trataron, fue violencia familiar. Lamentablemente la misma casa, los mismos genes. Uno sale buenísimo y el otro no”.

“Mi relación con mi hija es ríspida y lo digo, y me olvido que tengo familia por la forma que me trataron, fue violencia familiar. Lamentablemente la misma casa, los mismos genes. Uno sale buenísimo y el otro no”, cerró Mabel, tajante.