Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La fuerte frase que habría dicho Samanta de Bake Off tras atropellar a un jubilado: "Gracias a Dios pude sacar el auto porque se me pudrían las tortas"

Lorena Olguín, la hija del hombre que murió, brindó duros detalles del fatal accidente y de la conducta de la cocinera.

La fuerte frase que habría dicho Samanta de  Bake Off tras atropellar a un jubilado

El alto perfil de Samanta Casais en Bake Off Argentina expuso no solo que no es una cocinera amateur, como exige el reglamente del programa de Telefe, sino un grave accidente que protagonizó en noviembre de 2017, que le costó cuatro meses después la vida a Alfredo Olguín (74).

En medio de la polémica y la fama que tomó la participante, Lorena Olguín, hija del hombre fallecido, le dio una nota a Confrontados en la que reveló detalles del accidente de tránsito y describió a Samanta como una persona carente de "empatía y sentimientos".

"Sentí hipocresía de parte de ella. Lo primero que hizo fue llorar y decir que no tuvo la culpa".

"Lo que se ve en las grabaciones de la autopista es a ella estacionada en la banquina. En ese lugar no está permitido parar. Tenía la rueda reventada. Ella amaga para salir y mi papá venía bordeando la banquina y se la lleva puesta. Estuvimos cinco días buscando a mi papá como desaparecido. Lo encontramos en el hospital Santojanni. Estaba en coma inducido. Tenía los datos de mi papá y no nos avisaron", comenzó relatando la hija de Alfredo.

"Ella dijo 'gracias a Dios pudimos sacar el auto a los dos días porque se me estaban pudriendo las tortas arriba del auto'. No tiene sentimientos".

Luego Lorena describió cómo localizó a Samanta y la tremenda frase que le dijo en su encuentro: "Tardé casi tres meses en contactarla vía Facebook. Yo quise contactarla porque quería ver si le nacía aunque sea unas disculpas. Ella y su marido fueron a verme un día al hospital. Lo que explicó fue que no tuvo la culpa, que mi papá la chocó a ella. Y no fue así, tengo las pruebas. Se ve el auto cruzado sobre la banquina, a mi papá no le quedó otra que chocarla".

En una pausa de su angustiante testimonio, Olguín agregó: "Sentí hipocresía de parte de ella. Lo primero que hizo fue llorar, decir que no tuvo la culpa. Por otro lado dijo 'gracias a Dios pudimos sacar el auto a los dos días porque se me estaban pudriendo las tortas arriba del auto'. Mi respuesta fue 'está bien, gracias. No quiero hablar más con vos'. Es una persona cero empática, sin sentimientos. No quiero llorar, yo ya estuve hundida en una depresión".