Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Fuerte descargo de Mónica Farro tras la polémica por el móvil de Intrusos: "Estoy en cuarentena pero no presa"

La vedette se defendió luego de que Pablo Layús la entrevistara en su edificio y el propio Rial se indignara.

Mónica Farro se defendió de las críticas por su móvil a Intrusos.
Mónica Farro se defendió de las críticas por su móvil a Intrusos.

El jueves por la tarde se vivió un momento sumamente incómodo y criticado en Intrusos cuando Pablo Layús fue a hacerle un móvil en vivo a Mónica Farro, quien lo recibió en el hall de su edificio en plena cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno.

El propio Jorge Rial, conductor del ciclo y en aislamiento debido a integrar la población de riesgo, se mostró indignado desde su casa y pidió disculpas públicas por el error en una situación tan delicada como la que enfrenta el país por el coronavirus.

Incluso Liliana Parodi, gerenta de Programación de América, le dijo a Ciudad que iba a hablar con la producción del ciclo a raíz de lo sucedido.

Ahora quien se pronunció fue Farro, que brindó una nota a Juan Etchegoyen, periodista de radiomitre.com.ar, y se defendió con un fuerte descargo, desestimando la polémica por completo.

En un audio, la vedette asegura: “Con respecto al móvil que hice para Intrusos, la verdad es que me parece que la gente se equivoca demasiado. Yo estoy en cuarentena pero no estoy presa dentro de mi casa, puedo salir al hall del edificio las veces que tenga ganas. De hecho se puede salir a hacer compras, al supermercado,a la farmacia y sería exactamente lo mismo. Yo ni siquiera salí del edificio”.

"No me siento en falta para nada porque yo no estoy presa entre cuatro paredes"

Y continúa: “Lo que hizo Pablo,el notero, fue entrar y poner un pie adentro delhall del edificio. ¿Qué es lo raro? ¿Qué es lo malo? Yo por lo menos no rompí ninguna cuarentena y ellos están trabajando con su permiso.Me parece demasiado exagerada la gente que critica o habla al pedo. Me parece que cada uno tiene que ver qué hace en su casa y en su vida de cuarentena”.

“No me siento en falta para nada porque yo no estoy presa entre cuatro paredes. De hecho, yo subo a la terraza del edificio a colgar la ropa y voy al hall su tengo ganas. Es lo mismo que un repartidor de pizza, que yo he recibido varias veces esta semana. Pido una piza, vieneel repartidor, le abro la puerta, pone un pie dentro del hall, le pago y se va. Es lo mismo, me parece que se fueron de mambo”, cerró Mónica, enojada por el escándalo.