La fuerte carta de Pato Toranzo tras su accidente: "Hubo gritos, desesperación y mucha angustia"

El futbolista de Huracán compartió en su cuenta de Twitter un emotivo escrito tras el vuelco sufrido en Venezuela.

La carta de Pato Toranzo tras su accidente (Fotos: Web y Twitter)
La carta de Pato Toranzo tras su accidente (Fotos: Web y Twitter)

Corren días difíciles para Pato Toranzo (33), el jugador de Huracán que sufrió un accidente junto a todo el platel del equipo en el que se desempeña, luego de que el micro que los transportaba, se quedara sin frenos y volcara cuando se dirigía al aeropuerto de Caracas.

El futbolista fue uno de los más heridos y debió ser intervenido quirúrgicamente ya que sufrió “la amputación parcial de los tres últimos dedos del pie izquierdo”, según había revelado su mujer, Tamara Alves (31), con quien tiene a su hija Shuliana (1).

Ahora, cerca de su esposa, familia y seres queridos, el jugador escribió una carta en la que agradeció el apoyo de la gente y dio detalles del tremendo momento que vivió el equipo cuando se accidentaron:

“Buen día para todos. No tengo palabras para agradecer todo el apoyo de los jugadores locales, los que están afuera -tanto dirigentes como todo el pueblo quemero- y la Argentina que estuvo pendiente de cómo estábamos. El agradecimiento es eterno para ustedes y para mi familia que, sin duda, estuvo realmente muy preocupada por mi situación porque no sabían exactamente lo que había pasado. Ellos me dan la fuerza necesaria para poder seguir adelante y no dejarlos caminando solos por la vida, principalmente por mis hijos, tanto Franco como Shuliana.

"Lo que vivimos en el momento de habernos quedado sin frenos, fue algo muy duro para todo el plantel. No sabíamos dónde íbamos a terminar. Hubo gritos, desesperación, mucha angustia y todos estábamos desesperados por ponernos los cinturones de seguridad que no había. Pero la imagen que me queda, es cuando el micro queda desplomado en el piso, con todos queriendo ayudar de una manera desesperante".

Lo que vivimos en el momento de habernos quedado sin frenos, fue algo muy duro para todo el plantel. No sabíamos dónde íbamos a terminar. Hubo gritos, desesperación, mucha angustia y todos estábamos desesperados por ponernos los cinturones de seguridad que no había. Pero la imagen que me queda, es cuando el micro queda desplomado en el piso, con todos queriendo ayudar de una manera desesperante.

"Yo soy uno de los primeros en salir del micro con el pie en malas condiciones. Lo primero que veo es a Diego Mendoza, nos miramos y ninguno de los dos nos podíamos ayudar por las condiciones en las que estábamos. Una verdadera tristeza pero con un final de haberla sacado barata por lo que nos había pasado".

Yo soy uno de los primeros en salir del micro con el pie en malas condiciones. Lo primero que veo es a Diego Mendoza, nos miramos y ninguno de los dos nos podíamos ayudar por las condiciones en las que estábamos. Una verdadera tristeza pero con un final de haberla sacado barata por lo que nos había pasado.

Y por último, a ese Huracán con el que pasamos tantos sufrimientos, muchas cosas en lo deportivo, alegrías, tristezas, cruzamos muchas barreras para conseguir cosas importantes. Pero sin duda, esta fue la peor barrera de este grupo y, gracias a Dios, una vez más pudimos pasarla. ¡No me quedan más palabras para decir! Les agradezco una vez más a todos los que estuvieron presentes en este momento tan duro. Que tengan un buen día y que Dios los bendiga”.

Pato Toranzo.