Francisco Delgado, crítico tras su polémica foto con Gisela Bernal y su hijo: "Me enojé con la revista porque si yo la hubiera visto antes, les habría dicho que la saquen"

El ganador de Gran Hermano 2015 defendió a su ex, y si bien aclaró que a él le gustó la imagen, se quejó de que haya sido publicada por Caras.

Delgado criticó su foto con Bernal y su hijo: "Si la hubiera visto antes, la sacaba"

El sentido común se hizo carne en Francisco Delgado (30), luego de la polémica producción que realizó junto a Gisela Bernal (29), en particular por la foto en la que la bailarina aparece apoyándole sus pechos a su hijo de 3 años, en una pileta. Después de que el jueves en Intrusos hayan sido criticados con mucha dureza, el ganador de Gran Hermano 2015 se presentó este viernes en el programa a hacer su descargo.

Sin rodeos, Delgado comenzó con una inesperada crítica: "Decidí hacerla porque no me pareció mal. Ian es mi hijo, Gisela es la mamá. No somos pareja, pero no me pareció mal hacerla. Ante todo, a los que más nos pegaron fueron a Gisela y a mí, y nunca a la revista, quien fue quien decidió publicarla. Ayer me llamaron y me enojé un poco con ellos. Me enojé porque si yo hubiera visto esa foto antes de que la publiquen, les habría dicho que la saquen".

"Esa foto fue 5 minutos antes de terminar la producción, cuando yo estaba con el bebé jugando en el agua y ella estaba sola haciendo fotos en topless, agarrándose contra una pared de cañas. Ian y yo habíamos terminado de hacer las fotos y el fotógrafo dice 'che, Gise ¿si te metés en la pileta?'. Gisela dijo '¿te parece con el nene?'. Entró al agua, hicimos cinco fotos de ese estilo. De hecho, la cara de Gisela de la que todo el mundo habla, es de incomodidad. Cuando estábamos ahí, Gisela me dijo 'esto es medio cualquiera'".

Frente a la sorpresa de Jorge Rial, el actor de El champán las pone mimosas justificó: "No porque no me gusten las fotos, porque la miro y no me disgusta (…) Esa foto fue 5 minutos antes de terminar la producción, cuando estaba con el bebé en el agua jugando, ella estaba sola haciendo fotos en topless, agarrándose contra una pared de cañas. Ian y yo habíamos terminado de hacer las fotos y el fotógrafo dice 'che, Gise ¿si te metés en la pileta?'. Gisela dijo '¿te parece con el nene?'. Entró al agua, hicimos cinco fotos de ese estilo. De hecho, la cara de Gisela de la que todo el mundo habla, es de incomodidad. Cuando estábamos ahí, Gisela me dijo 'esto es medio cualquiera'".

Para sintetizar su forma de pensar, Francisco Delgado concluyó: "Por supuesto que cuando vi la foto dije 'uy, ya van a empezar a decir…'. Sabía lo que iba a pasar. Sería un naboleti si no lo veo".