Flor Vigna y su 'condición' para enamorarse: "No me bancaría a alguien que se ponga a jugar a la PlayStation"

Tras poner punto final a su historia de amor con Nico Occhiato, la actriz de Simona se confesó en Gente. Sus declaraciones.

La confesión de Flor Vigna tras ponerle punto final a su noviazgo con Nicolás Occhiato (Foto: Web)
La confesión de Flor Vigna tras ponerle punto final a su noviazgo con Nicolás Occhiato (Foto: Web)

Desde que confirmó su separación de Nicolás Occhiato (25) con quien estuvo de novia durante cuatro años, Flor Vigna (23) se convirtió en una de las solteras más codiciadas de la Argentina. Y si bien le llueven propuestas de diferentes candidatos, la actriz de Simona ya tiene en claro qué cosas quedan excluidas de sus deseos a la hora de enamorarse.

"Me escribieron muchos por las redes sociales y algunos se preocuparon por conseguir mi teléfono, pero ninguno se volvió un loco obsesivo".

"Como trabajábamos mucho con Nico, nos dimos cuenta que, o hablábamos de trabajo o estábamos muy cansados. Terminar con nuestra historia fue una decisión mutua. Igual, él sigue siendo mi persona favorita. Es insuperable", reconoció en diálogo con la revista Gente, donde protagonizó una sensual producción de fotos. 

Además, dio detalles de cómo la 'encaran' ahora que está sola: "Los hombres me empezaron a mostrar su parte carnal y animal. Me escribieron muchos por las redes sociales y algunos se preocuparon por conseguir mi teléfono, pero ninguno se volvió un loco obsesivo. Además, no me separé porque quería empezar a revolear la bombacha y vivir la vida loca. Yo soy sensible, dulce y creo en el amor, pero quiero estar con una persona que me contenga y que pueda compartir con mi familia. Todavía es muy pronto para pensar en otra persona".

"Me gusta el hombre que me hace reír, y que también pueda profundizar en una charla y tenga muchas iniciativas. No me bancaría tener al lado a alguien que se ponga a jugar a la PlayStation o sea un sedentario".

¿Si me escribieron futbolistas? Sí. Ellos tienen el tirotear en su ADN… Pero me tiraron onda de todos los rubros", agregó, dejando en claro que logró llegar al corazón... ¡ejem, ejem! de varios hombres con distintas profesiones. 

Por último, Flor enumeró las cualidades que logran llamar su atención en la etapa de la conquista y hasta compartió aquellas cosas que no la seducen: "Me gusta el hombre que me hace reír, y que también pueda profundizar en una charla y tenga muchas iniciativas. No me bancaría tener al lado a alguien que se ponga a jugar a la PlayStation o sea un sedentario. Y que acepte a una persona como yo, porque soy muy familiera, cariñosa, empresaria, creativa, terca, divertida, acelerada, autoexigente y obsesiva. Quizás la solución sería tener un hombre así a mi lado".

¡A tomar nota!