El exabrupto de Anita Barbieri con su nieto, Fede Bal: "Es un mal hijo y un sinvergüenza mentiroso; no lo parieron por donde corresponde, lo parieron por el tuje"

La mamá de Carmen Barbieri se despachó contra el joven en un audio que le envió a Daniel Ambrosino. Sus fuertes dichos.

El exabrupto de Anita Barbieri a su nieto, Fede Bal

Los últimos días fueron agitados (al menos mediáticamente) para Fede Bal, luego de que una exnovia Florencia Marcasoli declara en Intrusos que el joven le escribía mientras comenzaba su relación con Barbie Vélez. Eso, sumado a las críticas del jurado de ShowMatch por su peso y su pelea con su mamá, Carmen Barbieri, hicieron un combo difícil de sobrellevar. Pero ahora, al participante de Bailando 2015 se le abrió un nuevo frente: ¡el de su abuela! 

“Cuando salga el sinvergüenza de mi nieto, tratá de que yo pueda salir al aire. A este le voy a desmentir todo porque es un sinvergüenza, un mal hijo, yo quiero decírselo porque es un sinvergüenza mentiroso. Ayuda al padre cuando el padre la dejó en la ruina a mi hija”.

Anita Barbieri salió a criticar a su nieto sin empacho... y con exabruptos, a juzgar por el audio que difundió Daniel Ambrosino en Intrusos: “Cuando salga el sinvergüenza de mi nieto, tratá de que yo pueda salir al aire. A este le voy a desmentir todo porque es un sinvergüenza, un mal hijo, yo quiero decírselo porque es un sinvergüenza mentiroso. Ayuda al padre cuando el padre la dejó en la ruina a mi hija”, disparó.

"Este me va a escuchar. Hace un año que no me viene a ver porque dice que le dije una grosería, sí, se la dije y se la volvería a repetir: que no lo parieron por donde corresponde, sino por otro lado, por el tuje, sinvergüenza”.

Este me va a escuchar. Hace un año que no me viene a ver porque dice que le dije una grosería, sí, se la dije y se la volvería a repetir: que no lo parieron por donde corresponde, sino por otro lado, por el tuje, sinvergüenza”, agregó.

Como si eso fuera poco, el conductor explicó que dichas escuchas debieron ser editadas ya que su contenido era todavía más subido de tono.

¡Tremendo!