Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Estelita, la ex de Luis Ventura, contó lo mal que la pasó cuando se separaron: "Solo quería estar acostada"

La panelista remarcó que le costó mucho superar la infidelidad y que sus hijos estaban muy preocupados por su salud.

Estelita confesó que todavía no perdonó a Luis.
Estelita confesó que todavía no perdonó a Luis.

Tras años en silencio, Estela Maris Muñoz, la ex de Luis Ventura, regresó a la TV como panelista y reveló lo mal que la pasó cuando se separó del periodista, a causa de una infidelidad que derivó en su divorcio y en el nacimiento de Antonio, el hijo de él con Fabiana Liuzzi.

"A Luis no lo he perdonado porque es muy doloroso lo que me pasó e impensado de una persona como él, que es un gran hombre, fue un gran marido y es un gran padre... Dolió y duele. Es el dolor de la traición de alguien a quien vos querías muchísimo y no lo hubieses pensado, el descuido que no debí haber cometido, el dolor por mis hijos, por la familia. Es muy fuerte. Por eso no puedo perdonar aunque pasó mucho tiempo", explicó Estelita en El run run del espectáculo (Crónica TV).

"Llegó un momento en el que no quería vivir y me sacaron mis hijos y mis hermanas. Se me había derrumbado toda mi vida. Estuve mucho tiempo sin salir de casa porque me daban vergüenza los vecinos...".

Y se animó a contar lo mal que la pasó al separarse: "Llegó un momento en el que no quería vivir y me sacaron mis hijos y mis hermanas. Se me había derrumbado toda mi vida. Estuve mucho tiempo sin salir de casa porque me daban vergüenza los vecinos... Pensaba que yo tenía la culpa y después entendí, con ayuda de una psicóloga, que yo no había hecho nada, que había sido una muy buena mujer que ni siquiera con el pensamiento podría haber engañado a Luis". 

"Tenían mucho miedo de que cometiera una locura. Se me cruzó por la cabeza. No quería ver la luz ni bañarme, cambiarme, comer, solo quería estar acostada con los ojos cerrados".

Sensibilizada, Estelita contó que sus hijos, Nahuel y Facundo, temían lo peor y la contuvieron en todo momento. "Tenían mucho miedo de que cometiera una locura. Se me cruzó por la cabeza. No quería ver la luz ni bañarme, cambiarme, comer, solo quería estar acostada con los ojos cerrados", sostuvo.

Antes de cerrar, a pesar de remarcar que no perdonó a su ex, contó que tienen una relación cordial por sus hijos.