Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El escandaloso audio de Fede Bal al Polaco invitándolo a una fiesta en su casa: "La pileta hierve; ¿sabés las mujeres que vienen?"

En LAM mostraron el explosivo mensaje del actor al cantante, que habría desencadenado su separación.

El polémico audio de Fede Bal al Polaco invitándolo a una fiesta

Mientras el Polaco desmiente a viva voz su separación de Barby Silenzi, en Los Ángeles de la Mañana mostraron una prueba tremenda que desató la crisis de pareja que atraviesa el cantante: un audio explosivo de Fede Bal invitándolo a una fiesta en su casa.

Andrea Taboada consiguió el mensaje que Fede le envió a su amigo y Ángel de Brito explicó: “Alguien le saca el audio al Polaco de su teléfono y alguien se lo manda a Andrea. No es Barby y no la estoy cubriendo”.

Luego de adelantar que no iba a mostrar todo el mensaje, Angel le dio “play” a su celular y se pudo escuchar a Bal decirle a su amigo: “Pero obvio, la pileta está hirviendo. Desde hace tres días que la tengo calentando. ¿Sabés las mujeres que vienen Polaco?”.

Ante la sorpresa de sus panelistas, De Brito afirmó: “Ahí lo dejo porque después hablan de otras cosas. Cuando Barby escucha este audio se pudre todo”.

Fede dice en el audio al cantante: “Pero obvio, la pileta está hirviendo. Desde hace tres días que la tengo calentando. ¿Sabés las mujeres que vienen Polaco?”

Luego, Yanina Latorre contó detalles de la participación del Polaco en el festejo en la casa de Fede: “El Polaco fue a la fiesta. No estuvo con una mina en particular, no se levantó a nadie al menos ahí, bailó con todas, se hacía el canchero. Y toda la noche aseguró que estaba soltero. Estaba como muy excitado en contarlo”.

“Arrancó como un asado, había mucha gente, muchas chicas. El barman era Pepe Ochoa, amigo de Fede y ex amigo de Laurita, y estaba también Mati Napp. No había ningún otro famoso. Era una joda grande que empezó como un asado. Fue llegando gente, había 30, 40, 50 personas”, agregó Yanina.

Y Andrea acotó, picante: “Esto fue de viernes para sábado. Y el Polaco no volvió a dormir a la casa”. ¡Tremendo!