Érica Rivas: "Me siento vieja, gorda y fea, me cuesta mucho salir de la mirada del hombre; quiero seguir siendo seductora y digo 'qué cag... lo que me pasa'"

La actriz reflexionó sobre las temáticas que aborda el film que protagoniza, La luz incidente, y sorprendió con sus declaraciones personales al diario Clarín.

Érica Rivas y una inesperada confesión (Foto: Ciudad.com)
Érica Rivas y una inesperada confesión (Foto: Ciudad.com)

Una amplia trayectoria artística destaca a Érica Rivas (41) como actriz. Sin embargo, en La luz incidente -el film que dirige Ariel Rotter, y que estrena el jueves-, desplegó todo su dramatismo para sumergirse en el mundo femenino y atravesar los conflictos y los dolores que le presentó el guión.

"Yo le tengo terror a la maternidad… Es algo cultural, pero también personal, te atraviesa. Desde que armamos esto rarísimo que llamamos 'familia' y le reservamos un lugar a la mujer en ese paradigma. Me gusta pensarme en contra de eso, a pesar y sobre todo por ese ser que amo tanto, y que es mi hija".

En relación a la temática de la película, en la que también hablan de una relación sentimental fallida y el intento de rearmar una vida familiar, Érica abrió su corazón para contar sus vivencias y -sobre todo- dejar en claro lo que piensa, aún frente a algunas creencias impuestas por la sociedad.

"Yo le tengo terror a la maternidad… Es algo cultural, pero también personal, te atraviesa. Desde que armamos esto rarísimo que llamamos 'familia' y le reservamos un lugar a la mujer en ese paradigma. Me gusta pensarme en contra de eso, a pesar y sobre todo por ese ser que amo tanto, y que es mi hija. ¿Cómo se hace con ese amor, en este mundo con cuadraturas, padres no se qué, niños no se qué, casas no sé qué, como dicen las publicidades? ¿Se hace así?", reflexionó Rivas en una entrevista con el diario Clarín, trayendo a escena a Miranda (15), la hija que tuvo con el actor Rodrigo de la Serna.

Por otro lado, al momento de opinar sobre el rol femenino en la sociedad y en la vida familiar, señaló: "Muchas mujeres dejan su vida porque se casaron, porque tienen hijos, conozco a otras que nunca tuvieron un orgasmo. Como madre te sentís en una oscuridad total, sin parámetros. Los que teníamos estaban atravesados por un machismo feroz".

"Las feministas me gritarían 'afuera', porque soy insegura. Me siento vieja, gorda y fea. Me cuesta un huevo tratar de salir de la mirada del hombre, quiero seguir siendo seductora, estar linda para las fotos. Y digo qué cagada lo que me pasa. Desde ese lugar estoy en una fragilidad terrible".

Y finalizó: "¿Si asumo un 'yo' militante? No lo siento. Las feministas me gritarían 'afuera', porque soy insegura. Me siento vieja, gorda y fea. Me cuesta un huevo tratar de salir de la mirada del hombre, quiero seguir siendo seductora, estar linda para las fotos. Y digo qué cagada lo que me pasa. Desde ese lugar estoy en una fragilidad terrible. Puede sonar militante, pero hay desesperación", declaró Érica, y sorprendió con la confesión.