Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Para el director de Okupas, al universo de las series le hace falta “asumir riesgos y jugar un poco más”

Bruno Stagnaro recordó los veinte años de la serie que redefinió la ficción televisiva en la Argentina.

Además de Okupas, Stagnaro dirigió otros grandes éxitos como Un gallo para Esculapio
Además de Okupas, Stagnaro dirigió otros grandes éxitos como Un gallo para Esculapio

El guionista, productor y realizador Bruno Stagnaro, quien este domingo celebrará dos décadas del estreno del primer episodio de Okupas, afirmó que en este momento de omnipresencia del formato de la serie hace falta “asumir riesgos y jugar un poco más”.

“Se estandarizó un poco y hoy las series se transformaron en el consumo cultural. Eso es bueno y malo”, opinó el cineasta, que encara por estos días el desarrollo de ni más ni menos que la adaptación como serie de El Eternauta, la clásica historieta creada por Héctor Germán Oesterheld para Netflix.

Pese a que en su carrera ha creado más ficciones televisivas que películas -a Okupas y El Eternauta se le suman Un gallo para Esculapio e Impostores-, Stagnaro confesó que no fue sino hasta hace pocos años que comenzó a ver series con más asiduidad.

“Si bien los yanquis la tienen clarísima y estás frente a algo que está construido con una astucia tremenda y un conocimiento muy fino de la artesanía que significa, al mismo tiempo no dejan, en general, de estar agarradas de recursos y mecanismos bastante estandarizados, y trato en la medida de la posible no quedar preso de eso”, explicó.

Para el director, esa búsqueda por fuera de las recetas establecidas es lo que distinguía a Okupas: “Si algo tenía Okupas y que me gustaría no perder, y no es tan fácil no perder, es esa ingenuidad en la mirada que te permitía jugar y no estar atado permanentemente a la fórmula de las cosas”.

“Uno lo que ve en las series es que en la mayoría de los casos están tan estandarizados los recursos, las dinámicas y los modos de sostener la tensión y la atención, que están todas dentro del mismo motor”, abundó, y agregó que busca “asumir riesgos y jugar un poco más”.

En tanto, Stagnaro también abordó la preocupación que siente por el estado del sector audiovisual y cómo este podrá salir adelante tras el paso de la pandemia: “El cine es una pequeña parte de esa realidad que es abrumadora, que no queda otra más que arremangarse y remarla, como hemos hecho tantas veces”.

“Más allá de que me llena de frustración y dolor, son situaciones en las que muchas veces esas limitaciones impiden, pero cuando lográs atravesarlas podés transformarlas en una fuerza a favor, plasmar algo que de otro modo no hubiera sucedido y más genuino”, dijo con optimismo, y añadió que consideraba que la industria audiovisual argentina “uno de los atributos que tiene es hacer mucho con poco y ahora estamos obligados a entrar en esa dinámica”.

Fuente: Télam