Desopilante anécdota de Gastón Gaudio, descarnado con Roger Waters: "Mirá si le va a importar lo que diga yo"

El campeón de Roland Garros en 2004 contó en Perros de la Calle insólitos detalles de sus encuentros con el exlíder de Pink Floyd.

Gastón Gaudio, descarnado con Roger Waters: Es un desastre en el tenis; pensé que era mejor porque es fanático
Gastón Gaudio, descarnado con Roger Waters: Es un desastre en el tenis; pensé que era mejor porque es fanático

A principios de noviembre Roger Waters (75) dio dos mega recitales en el Estadio Único de La Plata, y además aprovechó su paso por la Argentina para darse algunos gustos, como hacer que el grupo mapuche Puel Kona de la comunidad Newen Mapu salga al escenario como telonero.

Otro de los lujos que se dio fue jugar al tenis con Gastón Gaudio (39), aunque la experiencia no fue igual de placentera para el campeón de Roland Garros en 2004.

Así lo dejó en claro el columnista de Perros de la Calle, el ciclo de Andy Kusnetzoff por FM Metro, en la que no tuvo empacho en decir que el ex Pink Floyd “es un desastre” con la raqueta. El contacto entre el artista y el deportista retirado se dio a través de un amigo en común, quien le propuso jugar unos games con el británico. "Yo le dije que sí, pero después me re olvidé... Pero pocos días antes de venir me escribió el preparador físico de Roger para recordarme", confesó el Gato. Luego, sentenció: "Me gusta Roger Waters, pero tampoco tanto.…".

Más tarde, Gaudio expresó la incomodidad que sintió cuando aceptó la invitación a los shows: "Yo le dije que sí. Pero cuando me enteré que era en La Plata me quería matar, aparte con la lluvia y eso. Yo dije 'me hago el boludo, total no se va a enterar si voy o no voy'. Cuestión que el preparador físico me escribe diciendo que Waters me quería ver durante el show. Me puso tanta presión que tenía que ir, aparte al día siguiente íbamos a jugar al tenis y seguro algo me iba a preguntar".

"Cuando me enteré que el recital de Waters era en La Plata me quería matar, aparte con la lluvia y eso. Yo dije 'me hago el boludo, total no se va a enterar si voy o no voy'. Cuestión que el preparador físico me escribe diciendo que Waters me quería ver durante el show".

Con total desparpajo, el ex de Marcela Kloosterboer se sinceró: "Mi intención era que me viera y después rajar. Pero el PF me preguntó si se podía volver conmigo. Yo por dentro no lo podía creer. ¡Me quería ir a los 20 minutos! Traté de decirle que había dejado el auto muy lejos para que se baje, pero igual insistía. En un momento le dije que me iba unas canciones antes por el tema del tráfico. Él me dijo que sí, que me avisaba. Pero minutos después, le dije '¿nos vamos?' Y el se copó y nos fuimos".

En cuanto al encuentro cara a cara con Waters, Gastón detalló: "Me pareció buena onda. Eso sí, no le gusta que le saquen fotos vestido de tenis". Ahora, cuando en el programa de Andy Kusnetzoff le preguntaron por las cuálidades tenísticas de Roger Waters, Gastón Gaudio lanzó una volea demoledora: "¡Un desastre! Posta, yo pensé que jugaba mejor porque es muy fanático del tenis. Fue fatal, no había cómo remarla. No podíamos jugar, no había peloteo, jeje".

"Yo pensé que Roger jugaba mejor al tenis porque es muy fanático. Fue fatal, no había cómo remarla. No podíamos jugar, no había peloteo, je, je".

La solución que encontraron para que el juego sea más dinámico fue sumar a Mariano Zabaleta y al preparador físico de Waters para hacer un dobles: "Ahí mas o menos nos divertimos. El viejo se quedó feliz", lanzó.

Completamente perplejo por la crudeza con que contaba las cosas, Andy le advirtió a su amigo que su anécdota estaba saliendo al aire, pero Gaudio desafió: "Mirá si a él le va a importar lo que diga yo". Al final del cuento, Roger Waters había quedado tan feliz que quiso coordinar otro mano a mano con Gastón Gaudio en el polvo de ladrillo, pero al Gato le pareció demasiado. "El viernes a la mañana me llamó para ver si podía después del mediodía. Pero yo tenía otra cosa y le dije, sabiendo que él no podía, de jugar a la tarde. Me dijo que estaba difícil pero que iba a tratar de coordinar. Le dije 'Bueno, avisame'. Al toque corté, puse el modo avión y nunca más atendí el teléfono, jeje. ¡Chau! No lo vi más", concluyó a pura risa Gastón Gaudio sobre su desplante a Roger Waters.