David Kavlin contó cómo conoció a su esposa: "Después de mucho piratear, me terminé enamorando por Facebook"

El panelista de Infama dio detalles en Pronto sobre cómo comenzó la relación con su mujer, con quien tiene 2 hijos. 

David Kavlin habló de cómo conoció a su esposa (Fotos: revista Pronto)
David Kavlin habló de cómo conoció a su esposa (Fotos: revista Pronto)

Tras 11 años alejado, David Kavlin (44) volvió a la televisión como panelista de Infama (América) y con la conducción de Mediodía, más que noticias, por America24. Pero, ¿qué hay detrás del conductor que despierta suspiros del otro lado de la pantalla?

Para aquellas que guardaban esperanzas, no hay buenas noticias. Kavlin habló de su gran amor y dio detalles de la particular forma en la que la conoció: “Mi esposa se llama Loli Bigio, es artista plástica y psicóloga, y nos conocimos en 2008 a través de Facebook. Al año siguiente nos casamos. Tenía 39 años y hasta entonces había sido ciento por ciento pirata. Fue por consejo de mi padre, que me dijo: ‘Vos tenés que probar, probar y probar hasta que llegue la persona indicada’. Y llegó Loli”, expresó en diálogo con la revista Pronto.

“Mi esposa se llama Loli Bigio, es artista plástica y psicóloga, y nos conocimos en 2008 a través de Facebook. Al año siguiente nos casamos. Tenía 39 años y hasta entonces había sido ciento por ciento pirata. Fue por consejo de mi padre, que me dijo: ‘Vos tenés que probar, probar y probar hasta que llegue la persona indicada’. Y llegó Loli”.

Luego, se refirió al día en que la conoció personalmente: “Chateamos el primer día, esa noche nos encontramos y nunca más nos separamos. La acompañó una amiga esa primera vez, porque yo podría haber sido cualquier otro que se hacía pasar por mí y me pareció prudente el recaudo”, expresó.

Además, no escatimó en halagos para su compañera de vida: “Loli me impactó, es una mujer con muchos valores y hoy una gran madre”.

Por último, habló de su rol como padre: “Con mi mujer tenemos a Emma (4) y Tommy (1 año y 9 meses). Soy un papá muy hinchapelotas, con todos los miedos, y muy dedicado. A Tommy le cambio los pañales, y con Emma lo hice también. Desde que se destetaron, soy yo el que se levanta a la noche para llevarlos al baño o acompañarlos si tienen pesadillas. Loli está súper presente, es la que baja línea y marca los límites. Yo soy el más permisivo”.