Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La convivencia de Miriam Lanzoni en cuarentena: "Tenemos muchísimo más sexo que antes porque controla la ansiedad"

La actriz habló con Ciudad sobre cómo pasa sus días de confinamiento junto a Christian Halbinger, tras la fuerte crisis del verano.

La convivencia de Miriam Lanzoni en cuarentena: Tenemos muchísimo más sexo que antes porque controla la ansiedad
La convivencia de Miriam Lanzoni en cuarentena: Tenemos muchísimo más sexo que antes porque controla la ansiedad

La imposición del inédito aislamiento social total impactó en la vida de todos por igual, sin escaparle a la rutina cotidiana de los famosos.

¿Cómo pasan ellos esta situación de crisis sanitaria? ¿Se han deprimido o aprovechan para tener tiempo propio? ¿Cuáles son los miedos y los nuevos "hobbies" en el encierro? Todo esto y mucho más se volcó a un mini test de cuarentena.

¿Lo que sigue? Nuestro ping pong exclusivo ¡vía WhatsApp! Con Miriam Lanzoni (40).

1-¿En dónde y con quiénes pasás la cuarentena?

-La estamos pasando en casa con mi pareja, Christian Halbinger, y sus hijos cuando le toca cuidarlos, Indiana (4) y Malek (6), y Fede, que es un amigo que además trabaja conmigo. Ah, y con mis mascotas, Chocolino, Leni que es el perro de Chris y un gatito.

"¡No manejo la ansiedad! Comí muchísimo en este tiempo, sobre todo cosas que no como habitualmente. Como papas fritas, hamburguesas, mucho más helado que lo normal, gaseosas, y tomo mucho alcohol todos los días porque me relaja bastante".

2-¿Cómo manejás la ansiedad en el encierro?

-¡No manejo la ansiedad! Comí muchísimo en este tiempo, sobre todo cosas que no como habitualmente. Por ejemplo, papas fritas, hamburguesas, mucho más helado que lo normal, tomé gaseosas, mucho alcohol y todos los días porque me relaja bastante. Pinté y terminé un cuadro que voy a subastar a beneficio de la casa del teatro, hay un montón de gente interesada. Y sexo, con Chris tenemos muchísimo más sexo que antes porque controla la ansiedad. Al menos los que podemos, lo hacemos, los que no tienen una pareja cerca lo harán de forma virtual.

3-¿Qué tan preocupada estás por tu situación económica dado que los artistas son una de las actividades más complicadas para normalizar?

-Estoy preocupadísima. Muy preocupada, porque nuestra actividad es de las que se van a retomar en el último momento porque la consideran como no esencial. Pero lo necesario para los artistas es comer, pagar los impuestos, los alquileres y la tenemos complicada. No sé cuándo vamos a retomar la actividad. Justo el jueves que decretaron la cuarentena me iba a ir a México para hacer una serie, y como allá también se frenó todo, no viajé. También me iba a hacer teatro a Miami con Pablo Rago, empezaba a ensayar otra obra. Ahora por suerte se me viene el Bailando. Pero no solo yo estoy complicada, sino mi familia, mis viejos, mi hermano, mi familia en general. En esta cuarentena operaron dos veces a mi abuela y no pude ir a verla. Siempre trato de ponerle la mejor onda igual.

4-¿Volviste a hablar por teléfono o comentar en lo perfiles de gente que habías perdido el trato?

-No. La verdad es que no soy de chusmear la vida de otros, menos con gente con la que no tengo contacto frecuente. Le doy bola a las redes sociales, pero lo justo y necesario. Estoy muy en la mía. Por el contrario, afiancé mis vínculos. Me enfoqué en eso, hacer introspección más allá de lo que estamos pasando. 

"De la cuarentena salgo muchísimo más sabia, pero mucho más sabia. Y también más paciente, porque la paciencia es sabiduría".

5-Completá la frase: "De esta cuarentena salgo…"

-Muchísimo más sabia, pero mucho más sabia. Y también más paciente, porque la paciencia es sabiduría.

6-¿Estás saliendo a la calle para ir al médico, supermercado, o verdulería?

-Salgo para ir de compras, para pasear a los perros. Además, ayudo a unas personas a las que les llevo alimentos y medicación. Pero salgo, consigo las cosas, las dejo y vuelvo a mi casa. Tomo todas las precauciones posibles, como los guantes, los barbijos y paso sanitizante por todos lados.

7-Con tanto tiempo para pensar, ¿te replanteaste algo para modificar en tu vida?

-Sí, obvio. Me replanteé todo. Creo que hay un cambio de paradigma, como las necesidades básicas, las cosas que tenemos y no necesitamos que son la mayoría. Damos por hecho lo importante porque se supone que siempre está, como la salud, un abrazo, el contacto, las reuniones. Siempre le di mucha bola a eso, pero lo profundicé al enfocarme en mis deseos, mis sueños, convicciones, prioridades. Este tiempo me vino bien para afianzar quién soy y quién quiero ser.

8-¿Qué es lo primero que vas a hacer cuando pase esta situación de encierro?

-Ir a visitar a mis viejos y a mis hermanos, y a mi abuela que está muy enfermita. Pasa que al estar en Chaco es complicado porque podría ir en caso de emergencia, pero me tendría que quedar a hacer la cuarentena allá después.

9-¿La convivencia forzada full time, afianza o deteriora tu relación de pareja?

-Yo no convivía antes, y esto encima fue full time. La realidad es que, en mi caso, nos benefició muchísimo. Le buscamos el lado lúdico, divertido y nos reímos mucho. También nos sirvió para tener otros tiempos, para dedicarnos momentos, charlas. Y está bueno porque uno no se puede escapar, sino que la cosa tiene que seguir ahí. Nos benefició mucho honestamente. Pero estar juntos todo el tiempo para siempre no me gusta y desgasta la pareja en general. Ahora, en mi caso y en esta situación particular estuvo buenísimo, pero prolongado a la eternidad, no.

10- El sincericidio de tu cuarentena es...

-Me di cuenta de que soy muy hincha pelot… con el orden y la limpieza. Pero después me reconozco muy interesante, una persona con la que es fácil convivir, ja. ¡Y que me encanta tomar traguitos espirituosos todos los días! Tomo gin tonic, fernet y vino.