Contundente respuesta de Granata a los picantes tweets del Ogro Fabbiani y fuerte descargo de Rial contra el futbolista

Amalia denunció que debe tres años de cuota alimentaria y el conductor dijo lo suyo. El contraataque del deportista en Twitter.

La respuesta de Granata a los picantes tweets del Ogro, el duro descargo de Rial y los nuevos mensajes de Fabbiani

Esta guerra parece no tener fin. El martes 24, Amalia Granata visitó Intrusos y habló de Cristian "El Ogro" Fabbiani, futbolista con quien continúa un proceso legal por la manutención de su hija Uma, de 7 años. Mientras ella hablaba y aseguraba que no está al día económicamente, el deportista tuiteaba: "La envidia mata gente. Si no sos feliz con la vida que llevás. No es mi culpa".

Consultada luego por el comentario de Fabbiani, Granata dejó de lado la cordialidad y respondió sin medias tintas: "¿Qué le pasa a la gente? Se ve que me prestan mucha atención: él, Luli, todos mirándome y retuiteando. ¿Por qué no me lo dice en la cara? Judicialmente, el señor está complicado. Entiendo el tweet que él puso, pero la chica tiene que comer, tiene que vestirse, tiene que ir a la escuela, tiene que trasladarse, tiene que tener vacaciones, o sea, tiene que vivir. Yo le doy amor, y también plata. Así que lamento su pensamiento tan mediocre".

"¿Por qué no me lo dice en la cara? Judicialmente, el señor está complicado. Entiendo el tweet que él puso, pero la chica tiene que comer, tiene que vestirse, tiene que ir a la escuela... Yo le doy amor, y también plata. Así que lamento su pensamiento tan mediocre", respondió Granata.

Pero ese no fue el único mensaje 2.0 del futbolista, también escribió: "Esto es amor, no es plata. El amor no se compra. Antes de hablar, cuidá a tu hija. Porque si yo hablo, chau máscara". Y, visiblemente cansada del tema, Amalia aclaró: "Siempre amenaza, como si yo tuviera caretas. Si él tiene algo para decir algo, que venga, se siente, que seguro Rial le va a dar el espacio, y diga lo que quiera. Yo tengo carpetas, expedientes judiciales, porque hace muchos años que está flojito de papeles. Para qué voy a mentir, para qué voy a tener un conflicto con él, no me suma. Que ponga lo que tenga que poner y se acabe el tema judicial. Él debe casi tres años, pero estuvo pasando una plata como para que quede un registro en la cuenta de que algo estuvo pasando. Pero debe tres años de cuota alimentaria... Me vive amenazando con que tiene cosas que contar, y él no sabe nada de mi vida. Antes de amenazar y amenazar, debería mirar a su hija, que mucho no la ve, pero cuando la ve, debería verla bien, para darse cuenta de dónde sale esa nena. Él la ve sólo un rato, cada 15 días".

"La Justicia tendría que ser más estricta con los padres abandónicos, que no cumplen. No en el sentido de la presencia, pero por lo menos que estén presentes económicamente", dijo Rial sin hace mención directa al Ogro.

Atento al descargo de Amalia, Jorge Rial utilizó unos minutos de su programa para hablar de la justicia argentina y del rol paterno-materno: "La Justicia tendría que ser más estricta con los padres abandónicos, que no cumplen. No en el sentido de la presencia, pero por lo menos que estén presentes económicamente. Acá la Justicia es bastante laxa. Hay que ser mucho más exigente. Hay madres y padres que crían solos a sus hijos, y les cuesta muchísimo. Yo no puedo creer que un padre, no hablo específicamente de este caso, vea a su hijo cada 15 días, no me entra en la cabeza. Y no verlo nunca más, menos. Hay gente que es rara... La relación de cariño no la podés obligar, cuando no se quiere, no se quiere y punto (y no estoy hablando del caso puntual del Ogro). Ahora, tené la dignidad de asumir la paternidad bancando la parada".

Nuevamente siguiendo desde su casa el ciclo de espectáculos de América, Fabbiani escuchó a su expareja, pero le puso los puntos con fuerza a Rial en Twitter: "Yo no te hice nada a vos, ¿ok? Así que aflojale conmigo, porque yo tengo un límite. Ya me boludeaste mucho en mi vida.  Yo no te hice nada para que hables mierda de mí sin saber. Cuál es la realidad. Así que fíjate porque yo tengo una familia. Y si tenés algún problema conmigo, me decís dónde nos vemos y lo arreglamos tomando un café. No tengo drama. Pero basta de mierda".