La confesión del Pipita Higuaín: "Estuve a punto de parar de jugar cuando supe que mi mamá estaba enferma, pero ella me pidió que siguiera"

El goleador de la Selección Argentina mostró su costado más sensible en un imperdible mano a mano con No Todo Pasa, ciclo de TyC Sports.

"Siempre trato de ser lo más sincero posible y estoy dispuesto a hablar, no tengo problema". Predispuesto a dar una de las notas más íntimas de su vida y no esquivar ninguna pregunta, Gonzalo "Pipíta" Higuaín (30) dejó asomar a la persona detrás del futbolista para hablar a corazón abierto en un imperdible mano a mano de 40 minutos.

Desde Manchester, Inglaterra, donde la Selección Argentina jugará un amistoso el viernes ante Italia, el goleador argentino dialogó con No Todo Pasa, el programa que conduce Diego Díaz por TyC Sports, y contó cómo vive su presente profesional, las críticas por no haber podido marcar en las tres finales perdidas, la emoción que siente ante la pronta llegada de su primera hija, fruto de su relación con su pareja Lara Wechsler (26, cursando el séptimo mes de embarazo) y el rol de su familia en su vida.

"Cuando me decían que un hijo te cambiaba la vida, yo decía que no o que no sabías hasta que lo vivís. Y cuando lo vivís es algo impresionante. Cuando vas a ser papá, lo demás pasa a un segundo plano".

"Siempre trato de dar lo mejor. Escucho a la crítica porque creo que, con todo el respeto, siempre se va a esperar más de los mejores. Mi línea siempre fue estar en lo bueno y en lo malo en el mismo nivel, no irme ni para un lado ni para el otro. Creo que eso fue lo que me llevó a ser lo que soy hoy y gracias a mi familia tengo una cabeza re fuerte", señaló. 

"Por momentos la pasé mal y salí adelante gracias a ellos y a mi señora, que tiene mucho que ver. Hay mucha gente que está adentro del fútbol y afuera que me ayudó mucho, así que feliz por eso", agregó. 

En medio de la tranquilidad que lo caracterizó durante toda la entrevista, los ojos del Pipita se iluminaron y una sonrisa se dibujó en su rostro, ante una pregunta de Martín Arévalo. Fue cuando el periodista lo consultó por su futura paternidad, que se concretaría en mayo, a un mes del Mundial de Rusia 2018: "Se va a llamar Alma. Estoy feliz de eso. Cuando me decían que te cambiaba la vida, yo decía que no o que no sabías hasta que lo vivís. Y cuando lo vivís es algo impresionante. Lo demás pasa a un segundo plano totalmente. Cuando vas a ser papá, lo que te importa es eso. Estoy muy feliz de poder vivir esto con mi mujer".

"Mi vieja salió adelante (la operaron a mediados de 2016) y eso fue una fuerza aún mayor. Gracias a Dios ahora está re bien y a mí sólo me interesa verla reír, verla feliz y sé que lo que a ella le genera todo eso es que yo juegue al fútbol".

En varios pasajes de la nota, Higuaín remarcó que "el fútbol no es todo". Y ese lema que lleva como bandera se reforzó tras una durísima etapa que le tocó vivir con la salud de su mamá, Nancy, quien debió ser operada a mediados de 2016: "No me gusta mucho hablar de mi vida privada, ni de mi familia. Claramente, la pasé muy mal. Y es verdad que la gente no tiene ni idea, ni tampoco creo que a muchos les interese si tu mamá está bien o esta mal".

"Pero mi vieja salió adelante y eso fue una fuerza aún mayor. Gracias a Dios ahora está re bien y a mí sólo me interesa verla reír, verla feliz y sé que lo que a ella le genera todo eso es que yo juegue al fútbol. Estuve a punto de parar de jugar cuando me enteré de esto, pero yo sabía que le iba a hacer feliz que juegue al fútbol porque no iba a servir mucho que pare. Quería parar de jugar y estar con ella, pero ella me pidió por favor que siga y al día de estoy, por eso continué. Su vida iba más allá de eso, la puse en primer plano absoluto, no me interesaba nada. Sinceramente seguí por ella", cerró, visiblemente conmovido por recordar aquellos días. 

¡Escuchá a Pipíta Higuaín en esta imperdible nota!