Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Cinthia Fernández llegó llorando a LAM por un nuevo conflicto con Matías Defederico: "¡No puede ser tan hdp!"

La panelista fue a trabajar angustiada porque su ex dejó de pagarle la obra social a sus hijas y no cumple el acuerdo.

¡Se cansó! Cinthia Fernández llegó llorando a LAM por un nuevo conflicto con Matías Defederico

Cinthia Fernández no tiene paz. En medio de fuertes críticas por querer comprarle un perrito caniche toy a sus hijas, la panelista de LAM sorprendió a Ángel de Brito al aire al exponer sin filtro su reciente escándalo con Matías Defederico.

"Vino llorando", anticipó Yanina Latorre. Acto seguido, Cinthia tomó la palabra y fundamentó el motivo, conteniendo sus lágrimas de bronca. "Me sacó la obra social. Hoy amanecí con el comunicado de que no la pagaron y tengo que hacer todo un 'tramiterío' para pasarlo a mi tarjeta. A todas nos sacó de la obra social. Pero no importa, me romperé más el traste y seguiré laburando. Pero es el derecho de mis hijas".

"Me sacó la obra social. Hoy amanecí con el comunicado de que no la pagaron y tengo que hacer todo un 'tramiterío' para pasarlo a mi tarjeta. A todas nos sacó de la obra social".

Corriéndose de la diplomacia que trataba de conservar en el plano mediático con Defederico, Fernández contó por qué hace público este conflicto: "Digo esto porque ayer subió una fotito '¡ay, qué bueno, la graduación de mi hija chiquita!'. Que agradezca que la ley lo avala y todavía las pueda ir a buscar al colegio porque, lamentablemente, en este país si vos no pagás la manutención, los alimentos de tus hijos, no pasa nada y podés ir a buscarlas al colegio, seguir viéndolas. Es cruel, porque vos podés subir la fotito, pero el colegio lo pago yo".

"Esto lo digo para que al menos tenga una condena social. ¡No puede ser tan 'hdp'! Después se hace el padre fatal. Lleva un palo de deuda y ahora la obra social".

En ese marco, la panelista remarcó la enorme cifra que Matías le adeuda: "Él nunca tiene trabajo, nunca tiene nada. Él dice que va a pagar (lo que debe). Mientras tanto la boluda que paga soy yo... Él me pasa 40 mil pesos y me pasaba la obra social hasta el día de hoy. Yo entiendo que hay gente que vive con 40 mil pesos, divino, pero con mi realidad, no es lo que yo firmé. Después me tengo que bancar a las boludas que dicen 'se queja, pero le pasa 40 mil pesos. A mí no me pasa nada'. ¡Es el derecho de mis hijas!". Y concluyó, enojadísima: "Yo lo digo para que al menos tenga una condena social. ¡No puede ser tan 'hdp'! Después se hace el padre fatal. Lleva un palo de deuda y ahora la obra social".