Cinthia Fernández, furiosa tras los rumores de infidelidad de Defederico: "Estoy harta; que estas chicas vayan a laburar, estudiar, o al botánico que hay un montón de comida para gatos" - Ciudad Magazine

Cinthia Fernández, furiosa tras los rumores de infidelidad de Defederico: "Estoy harta; que estas chicas vayan a laburar, estudiar, o al botánico que hay un montón de comida para gatos"

La modelo descargó su bronca en una nota con Desayuno tras la versión de engaño y viaje del futbolista a la India.

La semana pasada, a horas de instalarse un fuerte rumor de infidelidad de Matías Defederico a Cinthia Fernández, el futbolista se tomó un avión con destino a la India para integrar las filas del Mumbai City FC, equipo que lo contrató por tres meses.

En ese delicado contexto, la panelista de El Debate de Gran Hermano continuó con su labor en el programa y no pudo evitar las preguntas del notero de Desayuno Americano sobre su agitado presente sentimental: su marido fue vinculado a Belén, una joven con la que intercambió mensajes de WhatsApp, abriéndole la puerta a la duda del engaño.

Sin ocultar su angustia ni su enojo, Cinthia habló de todo en una mano a mano en el que dejó en claro lo que siente:

"No soporto más a todas las minas que lo único que hacen es hacer mal, porque se cagan en que no estamos solos. Si tienen ganas de promocionar algo o de aparecer en la tele búsquense algo más sano porque no estoy sola".

-¿Cómo llevan la ausencia de Matías?

-Bajón, más que nada por las nenas. Uno es grande y lo sabe llevar un poco más. Se cae más a la noche.

-¿De noche qué pasa?

-Las nenas estaban enfermas, tuve caos y estoy sola en casa.

-Los chicos somatizan, ¿creés que extrañan al papá?

-Sí, además de que las tengo enfermas, pasa eso. Es un cóctel medio heavy.

-¿Se llega a acostumbrar la esposa del futbolista a los viajes y las ausencias?

-Y, sí, porque siempre están un mes, un mes y medio de pretemporada. En este caso son tres meses y yo voy a ir a lo último. Las nenas no porque las condiciones son fuertes de ver.

-¿Vos cómo estás con Matías? ¿Hablan, chatean?

-Sí, obvio, tengo tres hijas. Con él está todo bien, ya lo dije, estoy un poco cansada de hablar de este tema.

"Él tiene mil errores pero los hablo con él, que es mi marido, y lo hablo detrás de una cámara. Busquen la dignidad, muchachas. Déjenme de romper las pelotas, vayan a laburar, a estudiar o a hacer algo porque me tienen las bolas infladas. Y si no vayan al botánico que hay un montón de comida para gatos".

-Pero se sigue hablando de infidelidad, de separación entre ustedes....

-No soporto más a todas las minas que lo único que hacen es hacer mal, porque se cagan en que no estamos solos. Si tienen ganas de promocionar algo o de aparecer en la tele búsquense algo más sano porque no estoy sola y ya tengo las bolas hinchadas. Y ya estoy sobrepasada y tengo un montón de cosas de que ocuparme como para ocuparme de estas pelotudas que aparecen en la televisión.

-¿Esto es un pedido para que estas chicas te cuiden?

-No les importa, si se matan por una cámara, que se hagan cog… por un burro. ¡Me tiene podrida! Estoy harta de esta situación. Quiero paz en mi vida.

-Vos querés paz, pero si Matías te cuidara y si fuera más prolijo, del afuera no podrían dañarte…

-Si, él tiene mil errores pero los hablo con él, que es mi marido, y lo hablo detrás de una cámara. Busquen la dignidad, muchachas. Los problemas con mi marido los arreglo yo. Déjenme de romper las pelotas, vayan a laburar, a estudiar o a hacer algo porque me tienen las bolas infladas, y si no vayan al botánico que hay un montón de comida para gatos y déjenme de romper las bolas. No aguanto más. De corazón te lo digo, no quiero hablar más. Este tema ya lo cerré. No doy más… Y Matías esta igual de podrido que yo.

-¿Llorás en tu casa, hacés catarsis por algún lado?

-Sí, sí, creeme que sí, porque tengo las bolas hinchadas y por un lado tengo que explotar.

TE PUEDE INTERESAR