Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Carolina Prat se quebró al relatar cómo le contó a su madre que había muerto su hermana: "Fue mirarnos, nada más"

La conductora habló de la muerte de Natalia y describió la dolorosa escena de cómo se lo comunicó a su mamá.

Carolina Prat se quebró en vivo al contar cómo le dijo a su madre que había muerto Natalia

Transitando un doloroso duelo, tras la reciente muerte de su hermana menor, Natalia (43), Carolina Prat tomó la decisión abrir su corazón en los medios de comunicación para concientizar sobre el cáncer de mama, enfermedad que en tan solo 11 meses terminó con la vida de Naty, pese a sus rigurosos chequeos ginecológicos anuales.

"Al comienzo de la pandemia, a Naty le descubrieron que estaba cursando un cáncer triple negativo, muy maligno, muy chiquito, que se reabsorbió solo. Son casos muy extraños, por eso está bueno advertir. Mi hermana se hacia todos los controles. Ella tenía una mamografía perfecta, de hace 4 meses atrás", dijo Carolina en Es por ahí, el programa de América que conduce su marido, Guillermo Andino, detallando el particular "cáncer de mama oculto" que le provocó la muerte a su hermana.

Carolina visitó Los Ángeles de la Mañana para dar más información sobre la enfermedad. Sin embargo, al ser consultada por el momento en el que su mamá se enteró de la muerte de Natalia, Prat se quebró al evocar ese triste ida y vuelta con su madre.

"Fue mirarnos nada más. Fue mirar a mi mamá, mi mamá me miró a mí, y con esta conexión que tenemos los papás con los hijos, me dijo 'no'. Me lo dijo con la mirada. Y yo le dije: 'Sí, mami, sí'".

"Con todo el mundo lo hablo porque yo soy de ponerle nombre a las cosas: cáncer, muerte, diagnóstico. Pero con mi mamá era muy difícil, porque soy madre, y soy humana. ¿Pero vos sabés que no hizo falta? Porque cuando pasa, fue a la noche, tarde, mi mamá estaba en casa y yo bajé con una taquicardia tremenda, y dije: '¿Cómo hago?'. Y Guillermo me dijo: 'Se lo digo yo'. Pero no, sé lo tenía que decir yo. Fue mirarnos, nada más. Fue mirar a mi mamá, mi mamá me miró a mí, y con esta conexión que tenemos los papás con los hijos, me dijo 'no'. Me lo dijo con la mirada. Y yo le dije: 'Sí, mami, sí'. No hizo falta decir esa palabra que yo no quería decir… No me quiero imaginar cómo estaba yo frente a ella y cómo ella me vio a mí. Pero fue un ‘no’ y yo le dije ‘sí’, y entendió todo".