Carina Zampini, emocionada hasta las lágrimas por la historia de vida de Luciano Pereyra

La conductora de Morfi, todos a la mesa se movilizó escuchando a su invitado relatar detalles de los problemas de salud que lo tuvieron al borde de la muerte. 

Carina Zampini se emocionó hasta las lágrimas por Luciano Pereyra

El jueves al mediodía Luciano Pereyra visitó Morfi, todos a la mesa y cautivó tanto al público como a los conductores, Carina Zampini  y Gerardo Rozín, con su historia de vida.

Carina le pidió que hablara sobre uno de sus temas preferidos, llamado Tu mano, que está basado en la difícil experiencia que Luciano atravesó durante 2010 y 2011 cuando unos divertículos en el esófago pusieron en riesgo su vida y lo mantuvieron diez días en coma farmacológico.

El tema Tu mano nace porque cuando estaba en el sanatorio siempre estaban las manos de mi familia, mis amigos, mi hermano, mi hermano del corazón, las enfermeras y los médicos. Todo el tiempo estaba el roce de la mano”, relató.  

Recordando cómo cambiaron su vida aquellos días difíciles, contó: “Tenía la melodía grabada hace ocho años. Pasó todo lo que me pasó y después de un asado familiar, me agarro de la mano de mi hermana y nos ponemos a llorar. Después, en un vuelo que se me demora encuentro la melodía en la compu y salió la canción. Es tan importante tener una mano”.

Luciano explicó: "El tema Tu mano nace porque cuando estaba en el sanatorio siempre estaban las manos de mi familia, mis amigos, mi hermano, mi hermano del corazón, las enfermeras y los médicos. Todo el tiempo estaba el roce de la mano".

Entonces, Rozín le pidió que cantara parte de la canción y Pereyra accedió: “A un paso de caer  y a punto de apagarse la luz de mi mirada. Vencido el vencedor, no pude soportar ni el poco peso de mi alma”, reza parte del tema.

Zampini no pudo evitar emocionarse hasta las lágrimas al escucharlo entonar la melodía y explicó por qué estaba tan movilizada: “Es hermosa la canción. Yo admiro mucho a las personas que pasan por situaciones así, como a tantos otros les ha pasado, y transforma eso que le pasa y que no está bueno en algo bueno. Lo dice desde un lugar bueno y el mensaje es sano. Eso admiro, me parece que está buenísimo”.

Para dar un cierre al momento emotivo, Luciano pidió un brindes: “¡Salud!”, expresó chocando las copas con Carina y Rozín.