Brian Lanzelotta, tras las explosivas declaraciones de Marian Farjat: "Nunca hubo violencia física, ella hace esto por despecho y para entrar al Bailando"

El ex GH 2015 salió a dar su versión de los hechos luego de que su exnovia brindara un duro testimonio sobre su relación. 

Brian, tras la dura acusación de Marian. Foto: Ciudad.com
Brian, tras la dura acusación de Marian. Foto: Ciudad.com

De aquella relación que tenían quedó poco y nada. Marian Farjat (22) reveló el motivo por el que terminó su noviazgo de un año con Brian Lanzelotta (26) y, en una charla con Ciudad.com, la joven aseguró haber vivido una relación donde había "violencia psicológica". Prefirió no hablar acerca de si habían existido agresiones físicas y aseguró haber pasado "del amor al odio". "Hoy lo rechazo como persona", afirmó Marian a este sitio. Ante la gravedad de las acusaciones, Ciudad.com se comunicó con Brian para que cuente su verdad.

Sorprendido por los dichos de su ex, el cantante afirmó que su relación "se estaba tornando un poco tóxica", remarcó que "nunca, jamás" hubo violencia física entre ellos y que, por el contrario, ella ejerció "violencia psicológica en contra mío". "Ella está loca por entrar al Bailando. Ahora que no entra Barbie, capaz quiere entrar ella", lanzó con dureza, además de señalar que sus acusaciones las hace no "de mala, pero sí por despecho". 

"Violencia psicológica sufren todas las parejas cuando se están peleando. Qué te vas a laburar y te dicen "me vas a cagar", "que te vas con éste o con el otro". Ella tuvo violencia psicológica contra mi y no yo con ella".

-¿Por qué se separaron con Marian?

-La relación se saturó, se estaba tornando un poco tóxica. Muchos celos de por medio, desconfianza y ése es el desgaste de la convivencia y de la relación. La realidad es que se fueron apagando las ganas de estar el uno con el otro. Yo decidí terminar la relación porque no me sentía bien conmigo mismo. No me sentía bien en la convivencia, ni podía brindarle nada bueno a ella. Para no lastimarme yo, ni lastimarla a ella, ni estar con alguien por estar, decidí alejarme y volver a mi casa. Le costó entenderlo porque entiendo que ella quería seguir intentándolo. Nos fuimos a vivir juntos como para poder remontarla, pero no hubo caso. Eso no quiere decir que no la quiera y que no sienta cosas por ella. Nos estábamos haciendo mal y decidí alejarme, ponerle un stop.

-Ella habla de que en su relación había violencia psicológica…

-Violencia psicológica sufren todas las parejas cuando se están peleando. Que te vas a laburar y te dicen "me vas a cagar", "que te vas con este o con el otro", o no hay confianza. Ella tuvo violencia psicológica en contra mío y no yo con ella.

"No hubo violencia física nunca. Jamás. ¿Sabés lo que le dije cuando me fui?: 'Marian, me voy porque no quiero eso. Ya me veo que de acá a un tiempo vamos a terminar los dos sentados en Intrusos acusándonos el uno al otro de boludeces. No quiero terminar como Fede y Barbie, prefiero cuidarte a vos y cuidarme a mí'".

-Cuando le preguntamos a Marian si había existido violencia física, dijo que prefería no hablar de eso. ¿Hubo violencia física?

-¡No lo puedo creer! No hubo violencia física nunca. Jamás. ¿Sabés lo que le dije cuando me fui?: "Marian, me voy porque no quiero eso. Ya me veo que de acá a un tiempo vamos a terminar los dos sentados en Intrusos acusándonos el uno al otro de boludeces. No quiero terminar como Fede y Barbie, prefiero cuidarte a vos y cuidarme a mí". Ella me decía "no me dejes, no me dejes" y yo le decía que el día de mañana me lo iba a agradecer. ¿Cuándo quiere hablar de si hubo violencia física? ¿Cuando se arme una historia o se la invente? Si ella dice que no había ni insultos, menos hubo violencia física. ¡¿Estamos todos locos?!

"Ella está loca por entrar al Bailando. Ahora que no entra Barbie, capaz quiere entrar ella (...) Todos los días me decía 'Brian, hay que armar un quilombo para entrar' y yo le decía 'Marían, yo no pienso armar un put… quilombo, no estoy desesperado por entrar, ni voy a exponer mi relación para estar en un programa. Si vos querés hacerlo, yo me corro'".

-Entonces, ¿por qué creés que ella sale a hacer esta acusación?

-Ella está loca por entrar al Bailando. Ahora que no entra Barbie, capaz quiere entrar ella. A mí me chupaba un huevo si entraba o no, te voy a ser sincero. Está loca. ¿Por qué pensás que estoy acá en mi casa? Si yo estoy volviendo loco a alguien, esa persona tiene que dejarme a mí. Te puedo asegurar que si yo le digo de volver, me dice que sí. Yo me pongo del otro lado y pienso que ella quedó despechada porque nunca la dejaron. La relación no daba para más. Volaba una mosca y era una pelea. Yo no podía salir a ningún lado. En la presentación con mi grupo en Gran Hermano 2016 tuve que estar mirando al piso todo el tiempo porque, supuestamente, yo me quería agarrar a todas o todas me querían dar a mí. No podía saludar a nadie. No era sana la relación, no había confianza. Todos los fines de semana era lo mismo cuando yo me iba de gira. Yo salía de El Debate y daba 5 vueltas a la manzana con el auto porque no quería entrar porque tenía miedo de saber con qué nuevo quilombo, planteo o pelea me iba a encontrar.

-¿Entonces para vos esto tiene que ver con su deseo de entrar al Bailando?

-Todos los días me decía "Brian, hay que armar un quilombo para entrar" y yo le decía "Marían, yo no pienso armar un put… quilombo, no estoy desesperado por entrar, ni voy a exponer mi relación para estar en un programa. Si vos querés hacerlo, yo me corro". Si voy a entrar, lo voy a hacer por carisma, por lo que yo soy y por lo que yo tengo.

"¡Tiene que haber dicho esto por despecho! O estuve todo el tiempo con un demonio. No digo que lo haya hecho de mala, pero si por despecho. Ella sabe que por culpa de ella me juzgaron, me prejuzgaron, me señalaron y me comí un garrón. Ya que vuelva con lo mismo… Claro, sabe que garpa, que ya me tildan de violento, de golpeador y ella dijo "voy por esa". Está jugando con fuego, porque ella puede acabar con mi carrera y yo vivo de eso".

-¿Te arrepentís de haber convivido con ella?

-No me arrepiento, pero como ya veníamos mal desde antes pensé que mudarnos iba a ser el último intento y que podía ayudarnos para mejorar la pareja. No funcionó, pero sé que lo hice porque la amaba. Siento que ya no la amo como antes y no puedo estar con alguien a la que no tengo todo para darle. Por eso decidí alejarme, para no sufrir más ni ella, ni yo. Se apagó el amor, cuando algo se rompe, se rompe.

-Entiendo que fue una decisión solo tuya la de terminar la relación.

-Totalmente, hay testigos. Ayer fui a buscar mi ropa al departamento, estuvimos hablando lo más bien, ella todo el tiempo estuvo rogándome, pidiéndome que no me vaya. Quise cortarlo por lo sano porque sino cruzás una línea muy fina, muy delgada, la que está hoy en día. Yo no puedo volver a equivocarme. Me acusaron, me señalaron y gracias a Dios la gente me dio una segunda oportunidad y yo no puedo echarla a perder por una mujer o por una relación. Hoy pienso las cosas en frío porque no estamos dentro de la casa y hoy puedo elegir alejarme, haciendo lo más coherente y lo más maduro.

-¿Creés que estas declaraciones las hace por despecho?

-¡Tiene que ser por eso! O estuve todo el tiempo con un demonio. No digo que lo haya hecho de mala, pero sí por despecho. Ella sabe que por culpa de ella me juzgaron, me prejuzgaron, me señalaron y me comí un garrón. Ya que vuelva con lo mismo… Claro, sabe que garpa, que ya me tildan de violento, de golpeador y ella dijo "voy por esa". Está jugando con fuego, porque ella puede acabar con mi carrera y yo vivo de eso.