Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Andrés Nara relató con emoción que conoció a su nieto Viggo, el hijo de Zaira: "Me dicen que se parece a mí"

A un año del nacimiento del pequeño, el hombre fue a verlo y contó lo especial que fue el esperado encuentro.

Andrés se mostró emocionado por haber conocido a su nieto, de un año y dos meses.
Andrés se mostró emocionado por haber conocido a su nieto, de un año y dos meses.

En este último tiempo, Zaira Nara se acercó a su papá a pesar de las peleas que años atrás los habían distanciado. La conductora y Andrés Nara lograron limar asperezas dando inicio a una nueva etapa juntos. De hecho, a un año de que el hijo de la conductora naciera, el hombre pudo conocerlo y relató lo especial que fue el esperado encuentro.

"Te comento algo que no sabe nadie y te lo cuento a vos. Estuve con Zaira, con Viggo y Malaika. Pasamos unos días muy lindos. Fue hace cuatro días. Viggo cumplió un año; nació en una fecha muy justa por la pandemia y no lo conocía. Malaika cumplió cuatro años", reveló en diálogo con Juan Etchegoyen en Mitre Live.

Además, contó que el reencuentro se dio luego de que la hija de Zaira preguntara por su abuelo. "Zaira tiene una vida muy intensa y justo se dio. Malaika preguntaba por mí y me llamaron, me querían ver. En la plaza, jugando con los chicos, fue un momento muy agradable, añadió Andrés.

"Pude tenerlo en brazos y nos reíamos con la nena en la plaza porque es una guerrera. Salta, corre, fue un momento muy agradable. Y cuando lo vi por primera vez al nene me dijeron que se parecía a mí"

Y contó a fondo cómo fue el encuentro con sus nietos: “Fue en la casa de Zaira. La nena me había visto poco, tiene el mismo temperamento que Wanda. Lo que más me emocionó fue el abrazo que tuvimos. Un abrazo con tiempo y muy afectivo. Transmitimos muchas cosas. Esa sensación de ganas. Eso me quedó, más allá de las fotos. Conversaciones que fueron muy agradables".

Después de admitir que lo sensibiliza saber que sus nietos quieren verlos, describió con ternura a Viggo. "Pude tenerlo en brazos y nos reíamos con la nena en la plaza porque es una guerrera. Salta, corre, fue un momento muy agradable. Y cuando lo vi por primera vez al nene me dijeron que se parecía a mí. Ellos dicen eso, que se parece a mí. Es una sensación muy rara. Fue un shock. Son sensaciones en la vida que uno no se va a olvidar más", cerró, muy feliz.

¡Abuelo orgulloso!