Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Andrea del Boca reveló una cita fallida con Maradona en Italia: "Mandó a llenar mi habitación de rosas rosas"

La actriz dio detalles de una reunión trunca con el Diez en los años 80, quien no acudió al hotel en Capri por una tormenta.

¡Le dejó una tremenda sorpresa en el hotel! Andrea del Boca contó una cita amorosa fallida con Maradona en Italia

Con motivo de homenajear a Andrea del Boca (53) por sus 50 años de trayectoria, en Intrusos no solo repasaron su carrera artística, sino que hablaron de sus amores y de los hombres famosos que le expresaron su admiración públicamente. Y la actriz sorprendió a Jorge Rial al contar su encuentro fallido con Diego Maradona en Italia.

"¿Quién te dijo ‘hace 25 años que te quería dar un beso'?", le preguntó el periodista a Andrea. Y ella respondió sin rodeos: "¡Fue Maradona! Y me lo dijo públicamente, cuando fui a La noche del Diez, que armó toda esa telenovela. Ahí dijo 'hace 25 años que quería hacer esto'. Y me dio un beso".

"Él no pudo viajar porque había tormenta. Pero cuando entro a la habitación del hotel, estaba llena de rosas rosas. ¡Era impresionante! Y tenía una tarjeta: 'Yo soy el Diez, pero vos sos la cien'".

Automáticamente, Rial quiso saber si el exfutbolista se quedó en su declaración de amor pública o avanzó en el terreno privado. Y Del Boca reveló una cita con Maradona que no llegó a concretarse y el romántico regalo que le hizo.

"¿Nunca intentó algo más?”, le preguntó Jorge. La actriz tomó la palabra y se explayó sobre el tema: "No, ahí no porque él estaba en pareja. Muchos años antes, en Italia, había un productor que quería juntarnos para hacer una película. Nos íbamos a encontrar en Nápoles, él estaba con muchas cosas y no llegó a la cena. Pero me llamó por teléfono y me dijo '¿y mañana?'. Pero yo ya no iba a estar, me iba a Capri porque estaba haciendo gira como cantante. Entonces, cuando llegué al hotel, ese día había tormenta y él no pudo viajar, porque hay que cruzar en ferri. Pero cuando entro a la habitación, la tenía toda llena de rosas rosas. ¡Era impresionante! Dije: '¡Dios mío! Parecía un velatorio'. Y tenía una tarjeta que decía: 'Yo soy el Diez, pero vos sos la cien'. No pasó nada. Quedó la admiración mutua".