Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Agustina Agazzani, tras que Cinthia Fernández la acuse de robarle a Baclini: "Lo que tuve que hablar, lo hice con Martín"

La exparticipante del Cantando aclaró los dichos de la panelista en Hay que ver. La reacción del empresario.

Agustina Agazzani habló tras que Cinthia Fernández la acuse de robar a Baclini: Lo que tuve que hablar lo hice con Martín en su momento
Agustina Agazzani habló tras que Cinthia Fernández la acuse de robar a Baclini: Lo que tuve que hablar lo hice con Martín en su momento

A fines febrero, Cinthia Fernández (32) explotó de bronca contra Agustina Agazzani (26) y desde ahí que no le perdona una. El origen de la discordia fue el video que la modelo compartió en su Instagram navegando por el Río de la Plata en el yate de Martín Baclini (37), embarcación por la cual Cinthia pagaba la guardería náutica.

Esa tarde marcó el inicio del fugaz romance de Baclini con Agazzani, que arrancó en momentos en que comenzaba la cuarentena y que se disolvió a las pocas semanas. Ahora, Agustina volvió a ponerse de novia con Agustín Bernasconi (24) e, indagada sobre la noticia, Cinthia fue fulminante con la cordobesa en una nota con Hay que ver: "Ella no me interesa. Pero por lo menos yo no le robé a Martín. Fíjense… 30 mil pesos le sacó a Martín".

En este contexto, Ciudad se comunicó con Agazzani, quien ante la consulta aclaró: "Muchas gracias por darme el lugar de responder, pero no tengo nada que decir al respecto”. Para cerrar, enfatizó: "Lo que tuve que hablar, lo hablé con Martín en su momento. Mil gracias nuevamente de verdad". Lo cierto es que este sitio también se comunicó con Baclini, pero él optó por mantener el silencio.

La polémica en torno al supuesto robo de Agustina Agazzani a Martín Baclini se remonta al breve lapso en que fueron pareja, y había sido revelada hace un mes por Yanina Latorre en LAM: "Agustina le llorisqueó a Baclini que no tenía para moverse, él le prestó un auto Smart negro. Otro va día fueron al cajero, metió la tarjetita de débito y el cajero automático le tragó, le chupó la tarjetita y como la pobre piba no tenía para pagar el alquiler, Baclini puso la plata. A los 20 días o un mes, ella le hizo una lloradita de que estaba sin laburo por la pandemia, y Martín le volvió a pagar 30 mil pesos de alquiler (por los dos meses). Ella se borró, cortaron, se dejaron y ella nunca tuvo la voluntad… Y se quedó con las 30 lucas y el auto. El tema es que él mandó a un amigo a que le pidiera el auto y ella se lo devolvió; se lo mandó a Rosario".