La angustia de Charlotte Caniggia en Bailando 2012: falló en un truco y estalló en llanto - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La angustia de Charlotte Caniggia en Bailando 2012: falló en un truco y estalló en llanto

La concursante no pudo terminar con la actuación, recibió muchas críticas del jurado, y terminó llorando en un rincón de la pista. ¡Mirá el video!

Charlotte Caniggia vivió su peor gala en Bailando 2012. Primero vinieron las confesiones (según dice, está viviendo “algo muy privado” con alguien); después siguió un shot de tequila junto a Marcelo Tinelli;y por último le tocó el turno al baile, el falladísimo pop latino que terminó en un ataque de llanto. “Estoy súper para bailar”, se “autoalentó” Charlotte. Pero el pronóstico le falló.

Ni bien comenzó la coreografía, la melliza tenía que hacer uno de los trucos, pero no logró subirse a su bailarín, luego de varios intentos. De todas formas, con ayuda de su compañero, la hija de Mariana Nannis pudo seguir con el baile hasta donde pudo. Luego de hacer otro truco, se quedó inmóvil y ya no pudo seguir.

La cara de perdida era peor que la que supo mostrar cuando, tímidamente, ingresó por primera vez a Ideas del Sur. Y lo que vino después no fue mejor, porque el jurado se encargó de retar a la blonda sin piedad. “Hay que hacer menos shampein y menos boludein. Hay que ensayar y laburar en serio", disparó Aníbal Pachano.

"Estoy nerviosa, ¿no se puede poner la gente nerviosa? Me salió mal el truco y ahí me puse peor", respondió Charlotte. Y si pensó que lograría calmar las aguas confesando que estaba nerviosa porque después tenía que ir a un desfile de Claudio Cosano, hay que decir, calculó mal (muy mal).

“Hay que hacer menos shampein y menos boludein. Hay que ensayar y laburar en serio", disparó Aníbal Pachano.

Es que más que una buena excusa, el jurado encontró en eso una falta de responsabilidad. “El desfile lo tenés gracias a esto. Tenés que laburar Charlotte”, declaró Flavio Mendoza y ella estalló en llanto. Mientras los magistrados afirmaban que la pareja tenía que ir a la sentencia, Charlotte se refugió en un rincón de la escenografía, se tapó la cara y largó las lágrimas.

Al final, Tinelli trató de consolarla sin éxito. Charlotte abandonó la pista y se refugió en su camarín a llorar, esperando a su madre, que fue a buscarla para ir al evento del diseñador.

¡Mirá el video!

TE PUEDE INTERESAR