El abuelo de Charlotte Caniggia rompe el silencio: "No conozco a mi nieta, no la pude ver ni cuando nació" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El abuelo de Charlotte Caniggia rompe el silencio: "No conozco a mi nieta, no la pude ver ni cuando nació"

Ciudad.com habló con el padre de Claudio Caniggia sobre la participación de Charlotte en Bailando 2012 y cómo es su complicada relación con Mariana Nannis.

Izquierda: Hugo Caniggia, padre de Claudio. Centro: Nannis y Caniggia. Der: Charlotte Caniggia. (Fotos: Web y Caras)

El desembarco de Charlotte Caniggia en Bailando 2012 y su polémico debut en la pista, generó muchísimos comentarios y críticas. Su madre, Mariana Nannis, quedó envuelta en un escándalo con Aníbal Pachano. Y el apellido de uno de los jugadores emblema de la Selección Argentina de fútbol volvió a ponerse en el centro de la escena.

Por eso, Ciudad.com se comunicó con Hugo Caniggia (71), padre de Claudio, quien habló del debut de su nieta en ShowMatch, y sorprendió al confesar que nunca llegó a conocer a la hija del futbolista, al igual que a su mellizo Alexander. Aunque sí tiene relación con Axel, el hermano mayor de la familia.

Además, Hugo habló de la mala relación que siempre tuvo con su nuera Mariana Nannis y se refirió al drama familiar que vivieron cuando su esposa se suicidó, en 1996.

"A Charlotte ni siquiera la pude ver en la nursery, porque cuando fui a la clínica estaban en la habitación con su madre".

-¿Vio a Charlotte en Bailando 2012?

-Sí vi, pero no todo. Vi un ratito, después cambié y después la volvía ver… de pasada nomás. ¿Qué me pareció? No sé qué decirte (risas), bailar bailaba bien.

-Pero, ¿qué sintió como abuelo?

-¡Y qué voy a sentir si nunca la vi! No la conozco, no la vi ni cuando nació.

-¿Por qué? ¿Por problemas con Mariana Nannis?

-Ella tiene problemas con nosotros, no nosotros con ella.

-¿A Charlotte es a la única que no conoce de sus nietos?

-Nunca la vi a ella y al mellizo (Alexander) tampoco. Al mayor, Alex, sí porque cuando cumplió 19 años pudo venir porque no precisaba que le firmara la autorización la madre. El ha venido dos o tres veces a la Argentina. Tengo buena relación con él, ese pibe es buenísimo. Los otros no sé cómo serán. A los más chicos ni siquiera los conocí en la nursery, porque cuando fui a la clínica estaban en la habitación con ella.

"No sé si el tema de mi señora (se quitó la vida en 1996) tuvo que ver con la mala relación con Mariana. Nunca me lo dijo ella. Puede ser, como que no. Pero mi señora siempre fue depresiva".

-¿Y con su hijo tiene buena relación?

-Sí, sí. Me llamó para el Día del Padre y me llamó el martes también, me dijo que viene el mes que viene. Pero de eso no hablamos jamás.

-Pero, ¿por qué existe una mala relación con Mariana?

-Ah, no sé. Tenés que preguntarle a ella. Es de siempre, yo viví en Verona un año cuando Claudio fue a jugar allá (en la temporada 1988/89). Y después fue ella. Estuvimos como dos meses viviendo todos y después nos vinimos con mi señora. Tampoco teníamos una buena relación, vivíamos en el mismo departamento. Nunca pasó nada entre nosotros para ese entonces.

-En su momento, cuando su mujer decidió quitarse la vida en 1996, se especuló con que podía tener que ver con todo esto. ¿Fue así?

-Ah, no sé; a mí ella nunca me lo dijo. Ella tampoco vio nunca a los nietos. Puede ser, como que no. Pero mi señora siempre fue depresiva.

-¿A usted le gustaría poder resolver los problemas con Mariana y tener una buena relación?

-A mí sí, pero ella no va a querer (risas). ¡Qué gracia! Una vez llamó al videoclub que teníamos en Belgrano y atendió mi hijo mayor, Marcelo, y ella le dijo que nosotros nos queríamos quedar con la plata de Claudio. Mi hijo la escuchó un ratito y le colgó. Y yo a Claudio le hice ganar más de 2 millones de dólares con un pase.

"Si Charlotte no me llama para invitarme a ShowMatch, no puedo ir de prepo. Pero si me invita ella o Marcelo, a quien conozco, me gustaría ir al programa, para estar entretenido un rato, para no estar solo".

-Entonces, ¿el problema era económico?

-No, si nosotros en ese entonces no necesitábamos dinero. Ahora tampoco. Pero bueno, algo preciso, sí (risas). A veces me manda algo. No sé por qué ella pensó eso, era mentira.

-¿Y qué siente al ver a su nieta, a la que nunca conoció, en la televisión?

-Nada, ¿qué querés que sienta? Yo he estado tomando café con el padre de ella (por Nannis) y estaba afligido, y yo le dije: ‘¿Para qué te afligís?’. El tampoco los veía mucho, se ve que ahora se habrán visto. Yo tengo una buena relación con él.  Yo le digo que tiene que hacer como un amigo mío que era muy mentiroso y decía: ‘Te juro por mí, que es lo que más quiero’. ¿Viste que uno jura por lo que más quiere? Yo hago igual. Yo me quiero yo, sé cómo soy, todos saben cómo soy. No soy ningún jodido ni nada. En el '94, antes del Mundial, a mí me llamaron del programa de Mirtha Legrand, de Marcelo Polino y Chiche Gelblung, y les dije que no porque yo no quería chusmear, si iba era para hablar de futbol.

-¿No hay forma de que usted tenga un acercamiento con Charlotte ahora que está en Buenos Aires?

-Y si ella no… Yo oí que el otro día decía en la tele ‘el abuelo, el abuelo’, pero parece que era por su otro abuelo, que estaba ahí en el estudio. Y si no me llama para invitarme, yo no puedo ir de prepo.

-¿Le gustaría ir a ShowMatch?

-Sí, yo a Marcelo (Tinelli) lo conozco, he estado en su programa. El me conoce. ¿Si espero que me invite Marcelo o Charlotte? Cualquiera. Me gustaría ir para estar entretenido un rato, para no estar solo.

TE PUEDE INTERESAR