Silvia Süller volvió a dejar con la boca abierta a todo el mundo

La ex de Silvio Soldán sumó otra anécdota bochornosa a su prontuario al confesar que estuvo embarazada de su cuñado.

Si hay algo que los Süller no tienen es vergüenza. De eso da cuenta Guido y ahora también Marilyn y su primo Sebastián. Pero la reina de las indiscreciones es, sin dudas, Silvia, la primera mediática de la familia.

En el programa de Viviana Canosa, Silvia escribió su confesión más escandalosa: dijo al aire que estuvo embarazada de Edi Graviotto, marido de su hermana Norma, padre de Sebastián (ex participante de Gran Hermano) y, al mismo tiempo, hermano de su primer esposo, Jorge.

"Yo me casé con Jorge sin saber que era homosexual, alcohólico y drogadicto", arrancó Silvia su confesión. "En Mar del Plata yo comencé a "chichonear" con Edi, ya que con Jorge nunca pasaba nada, y de tanto "chichonear" quede embarazada del papá de Sebastián".

Silvia dijo todo entre lágrimas y su hermano Guido, que le insistió que no diga nada, la apoyó en todo momento agarrándola de la mano. La ex de Soldán también afirmó que había decidido tener el bebé, y que lo iba a hacer quedar como el hijo de su verdadero marido para tapar su homosexualidad.

Pero este nuevo capítulo de la vida de Silvia Süller que sale a la luz no termina acá, ya que también contó con lujo de detalles como una doctora de Villa Devoto le hizo a los dos meses de embarazo un tacto (práctica que asegura que ya no se hace más) que le produjo un aborto espontáneo.

Si algo le faltaba a los Süller para ser una familia de locos eran historias sexuales entre familiares políticos, embarazos no deseados y abortos espontáneos. Asuntos que para tratar en tele, en un programa de la tarde, son bastantea complicados y de dudoso buen gusto.