Zulma Lobato sigue garroneando un poco de fama

La pobre mediática va de mal en peor, pero su círculo íntimo sigue haciendo cualquier cosa con tal de aparecer un poco más en tele.
En "Infama" trajeron del olvido a Zulma Lobato, mostrando a la mediática hablando tras la puerta de su casa, asustadísima y con miedo a que la desalojen por no pagar el alquiler.

Esta vuelta poco digna a la tele de la travesti vino acompañada por la menos digna actitud de su entorno, que gustosos todos aceptaron aparecer en cámara para pelearse y decirse de todo uno al otro.

El ring se armó de la siguiente manera: Carlos Mandia, dueño de la casa de Lobato y productor de la obra de Zulma de la temporada pasada estaba en el móvil; el inefable Jorge Kirovsky y "El Mago" Cabaleiro en el estudio defendían su rancho; y Torry, por teléfono, peleaba con todos.

La dura pelea comenzó cuando Torry acusó de estafa a Mandia, que enseguida se defendió enrostrándole sus malos modales y sus costumbres poco sanas. Mientras tanto, en el estudio, Kirovsky decía que Torry era un golpeador de mujeres y "El Mago" pedía por favor que le pagaran las chirolas que le debían por lo que trabajó en febrero.

Así, como una manada de locos rabiosos, los cuatros pelearon al aire pasando por mucho la barrera del bochorno. Se dijeron de todo hasta que Del Moro se quedó sin tiempo en su programa y tuvo que despedirse del aire. ¿Y Zulma Lobato? Por supuesto, nadie se acordó de ella.