El sexo casual no le hace mal a nadie ¿o sí?

Puede ser un arma de doble filo. Está buena la parte del sexo, pero después resulta un poco amarga la situación.

El sentido común nos dice que a veces, o siempre, o sólo en ciertas ocasiones de bajón, el sexo casual puede ser un arma de doble filo: está bueno, sobre todo en la parte del sexo, pero después puede resultar un poco amargo. Sobre todo se suele pensar que es así para las mujeres, que se sienten más solas que nunca o se sienten usadas o se sienten... mal.

Pero una encuesta entre más de mil estudiantes de la Universidad de Minnesota demostró que no es tan así como se pensaba: uno de cada cinco jóvenes admitió haber tenido sexo casual últimamente y entre ellos y aquellos que solo tuvieron sexo dentro de los límites de su pareja estable, las diferencias no eran notables: todos estaban emocionalmente más o menos en las mismas condiciones.

Así que podría decirse que no hubo rastros de daño emocional entre quienes tuvieron sexo casual. O que están tan dañados emocionalmente como los que solamente tienen sexo con su pareja estable. Esto sorprendió a los investigadores que esperaban encontrar rastros de depresión y bajas autoestimas entre los que habían tenido sexo casual. Pues no.

Con todo, sí encontraron que fueron muchas menos mujeres que hombres (exactamente la mitad) las que admitieron haber tenido sexo de una sola noche. Y no es lo que están pensando: no fueron unas pocas atorrantas las que se acostaron con todos. Los investigadores sospechan que los varones están mucho más dispuestos a admitir esta clase de relaciones que las chicas. Y esto tendría que ver con que ellas, dicen los investigadores hipotéticamente hablando, aún cuando el amor no duro más de unas pocas horas, tenderían a creer que fue algo más, y no lo consideran sexo casual.

Pero más allá de estas diferencias entre chicas y chicos, lo cierto es que ni los síntomas depresivos, ni la baja autoestima pueden ser, al menos de acuerdo a este estudio, asociados directamente al tenor de sus relaciones. Así es que sexo casual parecería no ser ni más malo ni más bueno que el sexo en general para la psiquis de los jóvenes. Hipotéticamente hablando, claro está...

¡Los espero en Facebook!