Directora de un banco alemán hacía de Robin Hood con sus clientes

Como el personaje de la historia medieval, una mujer les sacaba dinero a los ricos para dárselo a los pobres.

Parece paradójico que una directora de un banco, emblema del sistema capitalista se dedicara a sacarle dinero a las personas ricas para dárselo a los más necesitados. La historia es real y ocurrió en Alemania.

Erica B. era directora de una oficina bancaria del VR-Bank hasta que fue apartada de su cargo cuando se descubrió que transfería plata de las cuentas de los clientes adinerados a las de los clientes pobres.

La mujer que tiene 62 años, es conocida como "la banquera Robin Hood" ("Die Robin Hood Bankerin") y trabajó en el VR-Bank desde 1990 hasta hace poco cuando fue condenada a 22 meses de cárcel -que no los cumplirá en prisión-.

¿Cómo hacía las transferencias? En el momento en que un cliente con pocos recursos se quedaba al descubierto, Erica B. "tomaba prestado" dinero de personas con cuentas holgadas y más adelante devolvía les fondos.

La intención de la ex directora bancaria era garantizar la solvencia de sus clientes durante el tiempo que duraba el análisis de las cuentas en descubierto. Una vez concluidos los trámites, volvía a transferir el dinero a las cuentas correspondientes.

Lo extraño del caso es que el sistema funcionó durante más de un año sin que afectados o beneficiados se dieran cuenta de ello.

La historia de "la banquera Robin Hood" recién salió a la luz cuando algunos clientes aumentaron sus deudas hasta límites que hicieron imposible devolver toda la suma a los legítimos propietarios.

En total, entre 2003 y 2005 la acusada habría transferido en 117 operaciones unos 7,6 millones de euros.