Estudiantes obesos no pueden recibirse en la universidad

La polémica decisión se tomó en Estados Unidos. Si no bajan de peso, los alumnos no podrán recibir el diploma.

La obesidad es una enfermedad que acosa a gran cantidad de gente en el mundo, y en el país de Ronald McDonals, la situación es preocupante. Ante esta situación, las autoridades de la Lincoln University de Oxford decidieron que los alumnos que superen el índice de masa corporal promedio (establecido en 30 por el Ministerio de Salud) no podrán obtener su título.

Aquellos estudiantes que se inscribieron en la universidad y tenían unos kilitos de más fueron obligados a asistir a un curso semestral llamado Fitness for Life de gimnasia, educación alimentaria y sesiones de autoconsciencia.

La primera promoción en caer bajo el nuevo reglamento es la que se graduará en 2010. Sin embargo, un grupo de 25 alumnos se negaron a realizar este curso y ahora no podrán recibirse.

Ante esta noticia, James DeBoy, jefe del Departamento de Salud, Educación física y Tiempo Libre de Lincoln dijo que "la responsabilidad profesional del college es decir con honestidad a estos jóvenes que no son sanos. Este país sufre una verdadera epidemia de obesidad, que golpea sobre todo a los afroamericanos. Hay que enfrentar el problema directamente con nuestros estudiantes. Ninguno debe dejar el college sin conocer los riesgos de la pérdida del control del propio peso".

Pero lejos de poner paños fríos sobre el asunto, la declaración de DeBoy provocó más polémica entre la comunidad de la universidad. Algunos alumnos se preguntaron qué tiene que ser su índice de masa corporal con su rendimiento académico y ciertos profesores calificaron como "inaudita" la medida adoptada por las autoridades del establecimiento educativo.

Mientras, la medida sigue vigente y los 25 alumnos no saben si se recibirán o sus diplomas quedarán a la espera de que sus dueños hagan un poco de ejercicio para poder llevárselos a sus casas.