Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Rebelde way

Juana Viale visitó la mesa de Almorzando con Mirtha Legrand y no dejó de tirar mala onda: dijo que no le gustó su último papel en cine, tildó a "Chiqui" de aduladora y contestó preguntas con monosílabos.

Todas las familias tienen un miembro irreverente al que le llaman "La oveja negra". Los Legrand-Tinayre no son la excepción, porque entre sus huestes cuentan con la presencia de la bellísima Juana Viale.

La muchachita es una de las chicas mas lindas de la farándula, pero siempre intentó mantenerse al margen del espectáculo, aunque su familia (véasela por donde se la vea) está vinculada al gremio. Cada vez que la prensa se le acerca, le rehúye como si se tratara de potenciales ladrones en vez de periodistas y su vida privada es un secreto a voces que ella jamás se molestó en develar por sí misma.

Pero la morocha hace eso con todo el mundo, inclusive con su abuela, la legendaria Mirtha Legrand, porque durante su visita al programa, evitó cualquier tipo de comentario amoroso de parte de la "Chiqui" y tras confesar que no quedó conforme al ver su desempeño en "Las viudas de los jueves", la trató de aduladora, le pidió que sea objetiva y que no piense con el corazón.

Además, se negó a hablar de amor, de la familia, en fin... de todo, y ante cualquier pregunta, un monosílabo le resultó suficiente para contestar. Igualmente, aunque reacia, Juana se mostró espléndida y al final hizo las paces con su abuela al prometerle que usaría un reloj que la producción suele regalar a sus invitados como cortesía.