Mirtha no quiere que hablen (mal) de ella

Legrand dijo en su programa que está cansada de estar en medio de los líos de la farándula y que a partir de ahora va a aclarar todo para que su imagen no resulte afectada.

La señora está agotada, enfurecida, decepcionada... Desde que opinó sobre el incidente entre Moria y Gasalla, no para de recibir disparos de parte de la gente menos pensada. Primero fue la mismísima Moria quien se ocupó de demostrar su hostilidad para con ella y más tarde fue Luis Ventura, que salió en defensa de su compañera de obra teatral, y la reventó en La cornisa, el programa conducido por Luis Majul.

Superada, la Legrand se defendió de las declaraciones de Ventura, quién aseguró que la señora suele censurar durante sus almuerzos: "Jamás he censurado en mi programa, todos mis invitados tuvieron libertad de expresarse" dijo y agregó: "Lo que me duele mucho es que mis propios compañeros me ataquen. La gente que trabaja en el mismo canal me lastima y no entiendo por qué. Lo que si digo es que a partir de ahora voy a aclarar absolutamente todo, porque mi imagen está siendo muy afectada".

Finalmente y muy enojada, pidió irse a un corte y con su rostro visiblemente enfadado, se retiró a la mesa para recibir a sus invitados.