Una argentina en Broadway

La soprano Josefina Scaglione sigue pisando fuerte en Broadway. Después de su desembarco en marzo, como protagonista de la nueva puesta de West Side Story, fue nominada a los Premios Tony como mejor actriz de un musical. "Estoy re feliz. Fue un honor y una sorpresa. Me enteré cuando una amiga me despertó, porque se enteró por Internet", contó ayer a Clarín vía telefónica

La chica de 21 años nacida en Trelew pero rosarina "por adopción" actuaba en Hairspray hasta hace unos meses, y a través de un video de Internet fue descubierta por el libretista Arthur Laurents e invitada a una audición. Ahora comparte la postulación con actrices como Stockard Channing (Pal Joey), Sutton Foster (Shrek), Allison Janney (9 to 5: The Musical) y Alice Ripley (Next to Normal). "No espero más que la nominación. El premio ya es éste. Me han tratado muy bien siempre y no puedo quejarme", comentó humilde. No fue fácil hablar con ella: para ubicarla en los Estados Unidos hubo que pedir autorización escrita a su agente de prensa. "De a poco, me fui acostumbrando a la vida acá sola. Ahora disfruto, pero no creo tener una vida acá para siempre", se sinceró. Formada en las escuelas de Julio Bocca y Valeria Lynch, sigue los pasos de Elena Roger, Alejandra Radano y Sandra Guida, todas actrices-cantantes de exportación.