Eramos tan pobres...

Ever Banega, el ex volante de Boca que hoy busca su lugar en el Atlético de Madrid, contó crudamente las necesidades que pasó de chico. Y una de sus frases, impactó en forma: "Pasé hambre, sólo me faltó comer barro."
Ever Banega, camino a cumplir 21 años, contó duros detalles de su vida, cuando todavía ni siquiera estaba en su cabeza llegar primero a jugar en Boca y luego, como ahora, integrar el plantel del Atlético de Madrid. En una entrevista con el diario El País, dejó frases impactantes. Como por ejemplo, "pasé hambre, sólo me faltó comer barro".

Se refirió, entre otras cosas:

Sus pecados de juventud . " Cuando llegué, era chico y me equivoqué, salí por ahí... Pero he encontrado un grupo de gente muy buena que me está haciendo madurar. Maxi (por Rodríguez, su compañero y compatriota) está muy pendiente de mí. Estamos todo el tiempo de cachondeo. Y es cierto que soy futbolista y la gente está más atenta de lo que hago, esperan al fallo... Aunque trato de cambiar mi imagen, tengo la conciencia tranquila."

Las necesidades de chico . "Hasta que empecé a jugar como profesional a mi familia no le alcanzaba el dinero para comer y había que adaptarse a cualquier cosa. Sólo nos faltó comer barro mojado. ¡Si nos queríamos comer entre nosotros!"

El incierto futuro . " Hasta ahora no hice muchos méritos para quedarme, pero quedan fechas por delante y ojalá cambie la idea de los dirigentes porque la mía es seguir. Es un poco putada no saber qué pasará, pero mi intención es que el Atlético entre en la Liga de Campeones. No pienso en el Valencia."

De Argentina a España . " Lo que ocurre es que en España cualquiera puede ganar a cualquiera. En Argentina, no. Fíjese que Basile me subió a los 16 años al primer equipo de Boca. Es curioso, ya que ni siquiera estaba jugando en mi división."