¡Queremos rockear!

Otra vez, los músicos volvieron a hacerse oír. Ayer, guitarras en mano, se autoconvocaron nuevamente en Corrientes y Callao para protestar por la falta de espacios habilitados para tocar que hay en Buenos Aires.
No tocan en los semáforos por monedas, ni pretenden imitar el arte de tapa de "Abbey Road", de los Beatles, por diversión. La consigna que reúne a los músicos, todos los martes a las 18 hs. en la senda peatonal de Corrientes y Callao es, simplemente, dar a conocer la "persecución" que vive el under por la falta de lugares habilitados para tocar en Buenos Aires. Y para reclamar sus derechos, los rockers no tuvieron mejor idea que protestar como saben hacerlo: con un Musicalazo.

Por otra parte, el objetivo es apoyar a Diego Abrego, cantante de la banda de heavy metal Exocet, que fue llevado a juicio y posiblemente sea condenado a 12 días de arresto efectivo por realizar un recital sin permiso en la plaza Constitución. Minutos antes de que empezaran a hacer sonar los primeros acordes de un recital sin repertorio predeterminado, Abrego explica que cuando le llegó la primera citación por violar el artículo 96 del Código Contravencional de la Ciudad, se negó a declarar y que tampoco realizó las tareas comunitarias a las que lo condenaron: "Yo había hecho un show a beneficio, entonces, consideré que mi tarea ya estaba cumplida", dice.

"El Musicalazo es una propuesta más que interesante. Por lo que busca y por cómo lo busca. Me parece genial la idea de no cortar la calle y de ponernos a tocar con el semáforo en rojo, porque el objetivo no es ir al choque sino realmente mostrar lo que está pasando y no hay mejor manera de generar conciencia que a través de la música", opina Guadalupe Cheja, bajista de la banda de rock pesado Cruela Nocturna y creadora de Milrockeras.com.ar website de donde se pueden bajar los flyers. Y continúa: "El mundo under no se ve y no es porque literalmente esté bajo tierra. Pasa desapercibido y eso no nos molesta siempre y cuando podamos convivir con nuestros espacios...pero ahora esto no es posible. Queremos lugares para poder seguir expresándonos y sólo vamos a conseguirlo dejando de pasar desapercibidos".

Hasta el momento, sólo consiguieron llamar la atención de los peatones. Pero advirtieron que hasta que reciban una respuesta oficial seguirán levantando sus guitarras y sus voces en la vía pública.









Comentarios, dudas, opiniones: escribinos@ciudad.com.ar