Bitcoms, fuera de serie

Entre las categorías premiadas destellan estas micro series de ficción donde los protagonistas son personas reales. Contenidos generados por los usuarios que además legaron fama a sus creadores y dinero en publicidad. Ah, también los consumidores fabrican los spots de la tanda, y tienen premio: el Germ.


Mirar un download de lo último de Hollywood desde el mismísimo monitor; algunos canales que ya transmiten online; el capítulo de Lost que esta semana vieron los norteamericanos por obra y gracia de los torrents; fragmentos de la BBC en YouTube; seguro que un amigo se mandó a traer un Wii. Con estos indicios no parece muy difícil imaginar la televisión del futuro. Pero como nuevo medio que se precie de tal, los formatos audiovisuales en el viaje de la tele al monitor sufren alteraciones. Por eso esta semana, cuando YouTube decidió premiar a los videos generadas por los usuarios del año en que explotó el boom (2006), una categoría completa -Best Series- estaba dedicada a las Bitcoms, un puñado de capítulos con trama y guión que conservan las formas del sitcom pero hechos a la medida de Internet: más breves, con altas dosis de bizarría y en formato .flv. Aunque también generan fama y dinero para sus realizadores.

Los ganadores, loser...
La más votada por los espectadores de esta televisión a pedido de un click fue Ask a Ninja!, la serie en la que un sujeto -un loser, digamos- disfrazado de guerrero nipón responde preguntas del público, especialmente sobre tecnología. Pero además de explicar las bondades de un Podcast, le da lo mismo cualquier incógnita de la vida, tanto si primero el huevo o la gallina y misterios por el estilo. Chad Vader es otro antihéroe, y así y todo se llevó el tercer lugar en el certamen. En rigor, el hermano menor de Darth Vader trabaja en un supermercado y si lleva esa máscara es porque se rompió la cara andando en bicicleta de pequeño. Tan famoso se hizo este Vader perdedor, que va por el sexto capítulo y LucasArts, la productora digital de George Lucas, pidió su voz para el último videojuego sobre Star Wars.

Aunque bien triste la historia de LonelyGirl15, una chica joven y bella con una vida personal complicada, fue de las más vistas en YouTube. Mientras Bree lloraba sus problemas frente a su camarita hogareña, todos comenzaron a sospechar hasta que finalmente la prensa descubrió que ella era una actriz y sus pesares estaban guionados por profesionales. Nada de esto pudo evitar que tuviera más de 15 millones de descargas y que también ganara una estatuilla virtual de YouTube: la serie My First Kiss salió cuarta.

Más que nunca, el cliente tiene la razón
Además de cámaras pocket por las betacam y capítulos cortos de edición más precarias, las bitcoms también son secundadas por la publicidad que fabrican los mismos que la consumen. Promovidos por las empresas, la publicidad viral sacó chapa de efectiva en muchos casos, como el de Firefox Flicks para la campaña de la versión 2.0 del navegador.

La publicidad hecha en casa también tiene premio. Para fines de este mes se define Germ, la competencia anual e internacional para los avisos creados con cámaras digitales hogareñas, teléfonos celulares, el Photoshop o cualquier herramienta disponible en el planeta Tierra para la comunicación efectiva. Pero eso no es todo. Los usuarios son también los que deciden cuál es el mejor, es decir, el que se lleva 5 mil libras del site de virales Boreme.com y 2000 más como presupuesto para desarrollar una idea en el futuro. Y la exhibición en un museo. Aplausos.