Valeria de Gran Hermano y una dramática confesión: "Mi papá se fue de una manera trágica, se suicidó"

La participante del reality de América volvió a sorprender a sus compañeros con un relato conmovedor sobre la muerte de su padre.

En sus cortos 30 años, Valeria Licciardi vivió muchos momentos adversos. A temprana edad reconoció que pese a haber nacido biológicamente varón, se sentía mujer. Luchó por cambiar su nueva identidad y hoy disfruta de ser quien quiere ser.

Pero su historia fue siempre de lucha: su padre padecía una enfermedad psiquiátrica que lo llevó a distanciarse de su familia y a ponerle punto final a su vida. En una nueva charla a corazón abierto en la casa de Gran Hermano, Valeria le contó a sus compañeros cómo falleció su papá y cómo sintió su trágica partida.

"Mi papá se fue de una manera trágica, se quitó la vida (…) No sé porqué se suicidó. Mi papá era bipolar, era maníaco depresivo. Las personas que son enfermas psiquiátricas sufren mucho".

"No sé si fue lo peor que me pasó en la vida, pero algo que me marcó fue la muerte de mi papá. En un principio pensé que había sido como liberador y entendí que es lo que el destino marca, pero hace un tiempo descubrí que esa muerte me había llenado de mucha bronca, por muchas cosas mías, porque sentí que nos abandonó. Por suerte, ahora, siento que estoy en el camino del perdón y de comprender", dijo sin contener las lágrimas.

Luego, ante las preguntas de los chicos sobre sus sentimientos encontrados por la muerte de su padre, agregó: "La bronca que tenía con él es porque se fue antes. Mi papá se fue de una manera trágica, se quitó la vida (…) No sé porqué se suicidó. Mi papá era bipolar, era maníaco depresivo. Las personas que son enfermas psiquiátricas sufren mucho".

Conmovida, tras repasar su dramática historia familiar, aclaró que ella no fue la responsable de la muerte de su padre y que él siempre la apoyó en sus decisiones: "No siento que haya sido por mi culpa, con él charlábamos de muchas cosas y me acompañó. Sentí su contención".

"¿Qué le dirías ahora si lo tuvieras?", indagó Fernando, uno los "hermanitos". Y Valeria concluyó: "Quizás, haberlo abrazado y decirle que lo quería mucho. Un suicido trae como mensaje cosas que son tristes, un mensaje desesperanzador. No es que me pase esto, pero el mensaje fuerte e inconsciente es decir: 'La vida es una mierda'".