Así fue el final del Zapping de Viviana Canosa: "¡Vamos a volveeeer!"

La conductora y sus compañeros se despidieron del ciclo de América con la firme esperanza de regresar muy pronto. Mirá lo que la presentadora le dijo a cada integrante del panel.

Finalmente terminó Zapping, el programa que encabezó Viviana Canosa junto a Flavio Azzaro, Soledad Larghi, Franco Torchia, Martín Amestoy, Rulo y Toti Pasman, para darle paso al gran debut de Gran Hermano -con la conducción de Jorge Rial- que comienza este miércoles 29 de abril a las 21 hs. Pero lejos de despedirse, la conductora finalizó la transmisión con un deseo a viva voz: “Se viene la segunda temporada pronto, estoy segura”.

Si bien el ciclo de América contó con un video que retrató los momentos más lindos que vivió el panel al aire, Viviana se mostró feliz y orgullosa de su equipo y le dedicó unas lindas palabras a cada integrante:

"Este programa es como mi vida en algún punto, había cosas que no me gustaban y yo dije: '¿Saben qué?, yo las voy a cambiar'. Y acá estamos, por empezar si Dios quiere muy pronto... porque le tengo toda la fe", expresó Viviana Canosa al finalizar Zapping.

“Siento que ustedes son mis compañeros del secundario, que de verdad los conozco de toda la vida y quiero decir lo que me pasa”, comenzó diciendo Viviana, previo a referirse a cada panelista.

Con Flavio me pasó que aprendí de él que siempre hay que mirar el vaso medio lleno, que cuando teníamos un dramón él se cagaba de risa y el tipo lo desdramatizaba en un minuto. Flavio ve la vida en positivo, de color, y a mí esa parte tuya me la llevo para siempre", expresó.

"De Sole adoré su ternura, su don de gente. Es buena mina, buena compañera. Nos hemos pasado zapatos. La verdad es que la hemos pasado bien, hemos sido grandes compañeras. Creo que acá empieza una gran amistad después de este programa", agregó.

"De Franco me llevo la locura y el talento", sostuvo.

"Amestoy es uno de esos tipos muy leales, buen amigo. Te hacés querer, yo te juro que te adoro", le dijo a su compañero.

"Con Rulo arrancamos al principio y no sabíamos para dónde ir. La escenografía era aún más chica y la hemos peleado y dado vuelta. Y a veces la propia inseguridad de él, el miedo a opinar, me divierte tanto que lo hace parecer un nene en vez de un hombre que lo es. Y ese niño tuyo me hace recordar a mi niña, a mi Viviana tímida y me da mucha ternura", manifestó.

Toti sos un señor, un caballero. Me he sentido por todos ustedes muy apoyada", resumió.

Por último, Canosa destacó los difíciles momentos que vivió al comienzo de su programa pero resaltó la felicidad que le significó estar al frente de Zapping. Luego, todos juntos se despidieron al grito de "¡Vamos a volveeeer!": "Recordemos que este programa arrancó raro. Yo lloré como loca, no me gustaba nada. Yo quería algo más periodístico y finalmente yo creo que es esto. Y en la segunda temporada lo vamos a rematar con un moño colorado. Este programa es como mi vida en algún punto, había cosas que no me gustaban y yo dije: '¿Saben qué?, yo las voy a cambiar'. Y acá estamos, por empezar si Dios quiere muy pronto... porque le tengo toda la fe”, finalizó.

¡Es sólo un hasta luego!